Pese al enorme auge de las apuestas deportivas, muy extendidas a través de portales de Internet y locales comerciales, y presentes en todos los medios a nivel promocional, no hay que olvidar que las reinas de los juegos de azar son las máquinas tragamonedas. Y no debemos olvidar tampoco que, pese a que se trata de un mundo dirigido al público adulto, existen múltiples opciones entretenidas basadas en cómics de superhéroes y sus personajes, principalmente en los de películas basadas en esos cómics.

Es cierto que, en tiempos pasados, los superhéroes estaban presentes en otros tipos de juegos de azar propios de casinos, tales como la ruleta o los dados. ¿Os imagináis ver a Hulk en un casino de Las Vegas protagonizando unas partidas de ruleta mientras ávidos jugadores realizan sus apuestas depositando su confianza en un superhéroe? Eso ocurría hace unos cuantos años, pero gracias a los tiempos que corren, donde todo gira en torno a la tecnología, este mundo ha evolucionado notablemente. Gracias a la facilidad y velocidad que permite el desarrollo de aplicaciones para Internet, el grueso de juegos de azar basado en superhéroes se centra ahora en la gran red de redes, y principalmente en las tragaperras de superhéroes, un filón para las desarrolladoras dada su versatilidad y las infinitas posibilidades que ofrecen.

Vengadores slot

Como todos los fans de este mundo sabemos, cada superhéroe tiene su conjunto de súper poderes, lo cual es un punto de partida para los diseñadores y desarrolladores de las máquinas. Las características del juego en cuestión, cualquier bonificación incluida, los disparadores ocultos y el diseño general del juego están basados completamente en el trasfondo del superhéroe y sus súper poderes según lo que se ha podido leer en los cómics o se ha podido ver en las películas. Esto hace que todo lo que se construya sea completamente único, pero a la vez totalmente familiar para los fans de esos personajes. Además, hay diseñadores a los que les encanta este tipo juegos porque no tienen que inventar prácticamente nada, ya que todo está escrito y tremendamente consolidado. Solo necesitan revivir al superhéroe en los carretes, representarlo fielmente en el juego y adaptarlo al público al que va dirigido.