Todas las noticias del Universo Marvel

[Reseña] 100% Marvel. Ojo de Halcón 1. Seis Días en la Vida de…

Si hay un personaje que se merecía un renacimiento por todo lo alto en Marvel Comics por su antigüedad, por su trascendencia en la historia del Universo Marvel y por su carisma, ese es Ojo de Halcón. Pese a no haber sido lo que los fans hubiésemos querido, el personaje está bastante presente en el Universo Cinematográfico de la Casa de las Ideas, y dejar de lado la oportunidad de aprovechar eso para darle un empujón a la versión en papel sería un graso error por parte de la editorial.

100% Marvel. Ojo de Halcón 1. Seis Días en la Vida de...

Es por eso que nace la nueva serie regular Hawkeye, catalogada como volumen 4, cuyos primeros seis números USA recoge el tomo de Panini Comics 100% Marvel. Ojo de Halcón 1. Seis Días en la Vida de…, 136 páginas a todo color en formato libro con solapas a un atrayente precio de 12 €.

Si sois seguidores de de esta web, o de cualquier otra que informe de la actualidad general de Marvel Comics, ya sabréis de sobra que Hawkeye es una serie que ha recibido multitud de críticas positivas y premios, contando incluso con cinco nominaciones para los Premios Eisner 2013.

La razón número uno para este éxito está bien clara: su guionista es Matt Fraction. Fraction es uno de los números uno de la clase, uno de los ases en la manga de Marvel Comics, uno de esos guionistas que sabes que van a hacer un buen trabajo, y no solo eso, sino que ese buen trabajo va a ser de los mejores trabajos que se publiquen durante un tiempo. Prueba de ello son, hablando dentro de Marvel Comics y por nombrar algunas de sus muchas obras, sus etapas en Thor, Iron Man, Punisher: Diario de Guerra, El Inmortal Puño de Hierro o su actual trabajo en los Los Cuatro Fantásticos y FF de Marvel NOW!, además de haber participado en prácticamente todos los grandes eventos recientes de la Casa de las Ideas. Vamos, que lo que se dice parado no ha estado.

La otra gran razón por la que se habla bien de esta serie en todas partes es nuestro David Aja, cuya carrera ascendente ha dado por fin el salto que necesitaba para obtener el reconocimiento que se merece. Aunque no es el dibujante exclusivo de Hawkeye, de hecho en este tomo vemos dibujos del también español Javier Pulido, ha sido Aja el que ha establecido la tónica y el estilo simplista a la par que descriptivo y original del arte de la serie.

Ojo de Halcón 1

Entrando en el detalle de la publicación en sí, el gran acierto es, por otro lado, hacer algo que tan de moda está últimamente: humanizar a los superhéroes. En este caso, la premisa es mucho más sencilla de aplicar, porque como bien sabemos todos, Ojo de Halcón no tiene superpoderes, y eso es algo que se recuerda en cada página de cada número. Pese a ser un Vengador, Clint Barton es puesto a pie de calle, a enfrentarse con simples enemigos que podrían ser nimiedades para los grandes Súper Grupos, pero que atormentan cada día a los ciudadanos. Por poneros un ejemplo, en el primer número nuestro protagonista recibe una brutal paliza que le manda al hospital durante 6 semanas, y su principal enemigo no es otro que una banda callejera de mafiosos rusos.

Ojo de Halcón 1

Descubrimos pues el lado más humano de un Clint Barton que apenas llega a ponerse el traje de Ojo de Halcón, pero no por ello deja de demostrar sus habilidades con el arco o con la puntería cada dos por tres. Lo vemos fuera del entorno superheroico, a veces confiado y engreído, pero siempre luchando por hacer el bien y para proteger a los suyos, y entramos en sus pensamientos con una narración en off que va descubriendo parte de su personalidad, de su pasado y de sus deseos e inquietudes. En esto Matt Fraction hace un trabajo implacable, alternando la psicología con la acción y metiéndonos de lleno en la mente del personaje, logrando que a pesar de ser un tipo creído y chulo, conecte con nosotros gracias a su enorme carisma y su gran corazón. Y lo hace con pequeñas historias cortas, sin aparente relación, que de momento sirven para presentarnos este nuevo punto de vista del personaje. ¿Demasiado simple? Quizás, pero efectivo y de calidad, que a veces se agradece entre complicadas tramas que se extienden durante meses. Aún así, todo parece indicar que, tras unos números de toma de contacto, comenzarán a aparecer las tramas a largo plazo.

Ojo de Halcón 1

Además, el bueno de Clint no se las apaña solo. Tras un número de presentación, a partir del segundo número cuenta ya con la compañía de Kate Bishop, la otra Ojo de Halcón que ya pudimos ver en los Jóvenes Vengadores. Ambos hacen una pareja perfecta, tanto por sus personalidades como por sus habilidades, mostrando una nueva vuelta de tuerca a esa dinámica de Maestro – Alumno que tan bien funciona o funcionó en otros personajes clásicos como el Capitán América o Batman.

Ojo de Halcón 1

Pasando ahora a la parte del dibujo, y como ya comentamos, David Aja por fin sube el escalón que le sitúa como un dibujante de referencia. Es cierto que Ojo de Halcón necesitaba una serie regular propia, pero también necesitaba un punto en el que diferenciarse del resto para conseguir calar en el lector y no acabar viendo la serie cancelada a los 10 números. A pesar de la expectación por el equipo creativo, hay que reconocer que muchos pensamos que esta serie era carne de cañón para las cancelaciones a corto plazo. Sin embargo, ese punto de diferenciación, dejando a un lado el punto de vista diferente que plantea Fraction, lo aporta Aja con un estilo de dibujo moderno y simplista por el que siempre se ha caracterizado. Y aunque resulte extraño, a la vez que se puede considerar simple, el dibujo es muy completo, narrativamente hablando, a veces tanto que ni siquiera hacen falta diálogos. Suena contradictorio, sí, pero basta ver un par de páginas para comprenderlo.

Siendo Aja el dibujante que deja la primera huella en la serie, Javier Pulido, que dibuja dos números de los recopilados en el tomo, se centra básicamente en establecer una senda continuista con respecto al estilo de Aja, aunque cierto es que de menor calidad. Afortunadamente, el salto no se nota lo suficiente como para llevarse las manos a la cabeza, pero quizás se echa en falta un poco más de regularidad que no lleve a la editorial a empezar a meter cambios en los dibujantes nada más comenzar la serie.

Estamos, por todo esto que os acabamos de contar y posiblemente por más razones que se quedan en el tintero, ante una serie que ha entrado en el catálogo de Marvel Comics sin hacer demasiado ruido, pero que así de principio, se ha posicionado entre lo mejor que nos puede ofrecer la editorial hoy en día. Una lectura obligada no, lo siguiente.