Toda la actualidad de Marvel Comics y Marvel Studios

[Spoiler] Rick Remender habla del impactante final de Captain America Nº 3

Share

Si estáis siguiendo la nueva serie del Capitán América para Marvel NOW!, sabréis que Steve Rogers se encuentra atrapado en la Dimensión Z de Arnim Zola. Si no la seguís, no os hemos revelado nada, porque esta es la trama general de la serie. Sin embargo, y por si no fuera suficiente, parece que lo peor para el héroe aún está por llegar. Y ojo, porque a partir de aquí sí que vienen los spoilers.

En la última página de Captain America Nº 3, que se puso a la venta en Estados Unidos el pasado miércoles, se revela que la consciencia de Arnim Zola, no me preguntéis cómo, ha sido injertada en el pecho del Capi. Hablando para Newsarama, el guionista de la serie, Rick Remender, ha hablado sobre este impactante final de capítulo y de las similitudes con lo que está ocurriendo ahora con el Superior Spider-Man de Dan Slott.

Última página de Captain America Nº 3

Es una infección de consciencia. Es lo que Zola le estuvo haciendo a Steve en el número 1, le ves cogiendo esa aguja enorme y clavándola en su pecho, y esto es lo que era. Es una infección de consciencia, porque Zola quería apoderarse de Steve y usarle para volver a la Tierra y llevar a cabo negocios ruines y malvados. Pero entonces Steve escapó. Obviamente, parece significante, con un supervillano implantado en el pecho del Capitán América y todo eso. Quería hacer una situación imposible para Steve, una que no tuviese una razón terrenal para poder sobrevivir y salir de ella. Esa es otra fase en su ambientación por este camino. No solo está tratando con estar tirado en este entorno extraño, con la salud y el cuidado de un niño sobre sus hombros, sino que ahora está oteando la barrera de la infección de Zola que intentará apoderarse de su mente. Esto sirve a un propósito muy diferente del que está haciendo Dan en Spiderman. Es así debido a las diferentes en la ejecución y las diferencias en lo que acaba haciendo con Steve, y no parecía como una preocupación. Es muy diferente.