Parece que Marvel volverá a hacer uso de la iniciativa que permite que las tiendas de cómics envíen sus diseños y puedan aparecer en la portada de uno de sus cómics, siempre y cuando encarguen cierta cantidad de cómics. Esto ocurrirá con Spider-Man Nº1, de Bendis y Pichelli, y podrán participar todas las tiendas que cumplan los requisitos de encargo de Avengers Assemble y después reserven 500 copias de su portada personalizada. Vamos, que la jugada barata no sale, eso sí, hará de nuevo las delicias de los coleccionistas, que cruzarán Estados Unidos en busca y captura de portadas alternativas.

Spider-Men