La Segunda Guerra Mundial supuso el nacimiento de uno de los héroes más grandes del Universo Marvel. Hablo de Steve Rogers, más conocido como el Capitán América. El coraje y la tenacidad de Rogers ayudaron a inspirar a las fuerzas aliadas del Universo Marvel y fueron primordiales en la victoria. Sin embargo, los grandes héroes a menudo tienen grandes enemigos, y de hecho, la razón por la que se creó la identidad del Capitán América fue en primera instancia porque las fuerzas nazis tenían a su propio agente disfrazado, una terrible figura conocida como el Cráneo Rojo. La leyenda dice que el Cráneo Rojo fue un simple botones llamado Johann Schmidt cuando fue descubierto por Adolf Hitler, que le hizo pasar a través de un riguroso entrenamiento, conviertiéndolo definitivamente en un símbolo de terror temido por todo el mundo.

¿Cómo fueron los primeros años de Schmidt? ¿Qué tipo de persona era antes de conocer a Hitler? ¿Y cómo impactó en él el entrenamiento del dictador? El guionista Greg Pak y el dibujante Mirko Colak (con portadas de David Aja) contestarán a estas preguntas, y a otras más, a partir del próximo julio con el comienzo de una miniserie de cinco números llamada Red Skull: Incarnate.

Red Skull: Incarnate no será la primera vez que Pak examine la forma en la que impactaron en un personaje importante de Marvel los eventos de la Segunda Guerra Mundial. En la serie de 2008 Magneto: Testamento, Pak y el dibujante Carmine Di Giandomenico contarón las experiencias del Maestro Mutante del Magnetismo en su juventud judía durante la conquista nazi de Europa entre los años 30 y 40.

De alguna forma, Red Skull es el espejo oscuro de Magneto: Testamento. Cuando el editor Tom Breevoort me llamó y me contó el concepto de esta historia, sabía lo que tenía que hacer. Ya cuando Warren Simons me habló por primera vez de Magneto: Testamento, sabía que claramente tenía que hacer también esta historia. Tratar con material histórico puede asustar, porque cuando trabajas con un universo de cómics hay retos involucrados. Además, tratar con este material es particularmente más difícil por la época, porque estás tratando con la Segunda Guerra Mundial y el nacimiento de los nazis y el Holocausto, y hay mucha responsabilidad en hacerlo bien. Necesitas comprender el material y asegurarte de que lo manejas de una forma que no sea explosiva. Quieres contar una historia que sea fiel y que respete el material.

Así que este es un gran reto, particularmente esta historia porque estamos contando la historia de un huérfano que acaba convirtiéndose en el nazi más terrorífico de su época. Es un reto enorme, porque si vas a contar este tipo de historia, hay una línea muy fina entre contar la historia de alguien y glorificar la historia de alguien. Creo que hay una verdad emocional en cómo aparece el personaje. Al principio le pasaron algunas cosas horribles, y al mismo tiempo su país de origen, Alemania, uno de las naciones con más cultura y civilizadas de Europa se convirtió en terrorífica y bárbara. Así que vemos el nacimiento del fascismo y el nazismo en Alemania a través de la historia de este chico, y eso es una oportunidad enorme. Todos esos elementos se juntan para hacer esta interesante historia que yo quería contar.

Cuando comienza Red Skull: Incarnate Nº 1, Johann Schmidt aún no es un adulto.

Comenzamos con él como niño porque todo asesino de masas del planeta fue una vez un niño. He estado leyendo mucho sobre infancias de criminales y asesinos en serie y he estado pensando mucho sobre qué les ocurre. Así que empezamos desde sus primeros años y después vamos viendo su desarrollo paso a paso. No voy a revelar demasiado sobre quién es o si ya es la encarnación del mal desde que estaba en el vientre de su madre. Tendréis que leer el cómic, pero creo que estamos abordando esta historia desde el lugar más honesto posible. Estamos intentando ser los más fieles posibles a la experiencia real humana. No buscamos respuestas fáciles. Realmente estamos intentando ver y mostrar cómo un chico se convierte en un monstruo.

Pak no puede revelar en qué punto del tiempo acabará Red Skull: Incarnate, pero adelantó que la serie dará a los lectores el origen completo del personaje principal.

Comenzamos nuestra historia en Munich en los años 20. Si investigas un poco en Google sobre el Munich de los años 20, verás que hubo unos cuantos eventos históricos que jugarán un papel principal en esta historia. Seguiremos a este chico a través de múltiples crisis tanto personales como internacionales. Estaremos en la República Weimar mientras Alemania se enfrenta a una crisis económica y hay caos y violencia en las calles. Después golpea la Gran Depresión. Todas esas cosas son parte del trasfondo de esta historia. Empezamos con un chico, y paso a paso vemos cómo progresa su viaje.

Durante el curso de la historia, la serie albergará a muchos antagonistas e interactuará con un amplio y diverso reparto de personajes secundarios.

Veréis aparecer a algunas figuras históricas, pero quizás no de la forma que se espera. También hay algunos personajes de la continuidad existente de Cráneo Rojo que ya se adelantan en esta serie. Así que definitivamente jugaremos con ellos. Además, al igual que en Magneto: Testamento, vais a conocer a un nuevo grupo de personajes que fueron parte de los primeros años de Johann Schmidt. Preparaos para nuevas revelaciones sobre el pasado de Cráneo Rojo y sobre la gente que fue crítica en su desarrollo.

Los dibujantes Mirko Colak y David Aja son los que traen esas revelaciones a la vida de una forma que es a la vez emocional, poderosa y auténtica.

Mirko es asombroso. Cuando mi editor, Alejandro Arbona, me envió algunos de sus dibujos, mi mandíbula se desencajó. Tiene un estilo brillante, limpio y detallado. Es casi un poco más realista que el estilo de Jeff Smith. Hay algo en la forma en la que dibuja las figuras que las hace muy fluidas y limpias. Su trabajo tiene esas brillantes líneas limpias. Y al mismo tiempo, es un demonio para los detalles. Ha estado haciendo mucha investigación histórica y cada viñeta tiene toda esa atmósfera. Es simplemente increíble. Me siento increíblemente afortunado de trabajar con él y espero poder hacerlo durante un tiempo. Y las portadas de David Aja son escalofriantes. También hizo toneladas de investigación y eso se ve en las portadas. Vi su primera portada y fue como, ‘Esto es demasiado terrorífico’. Pero en muchos sentidos, creo que es el sentimiento correcto de la serie. Es una historia perturbadora y peligrosa, y las portadas reflejan eso. Creo que es escalofriante en su justa medida. David está haciendo un trabajo increíble. Es un equipo remarcable y estoy muy agradecido de poder trabajar con estos tipos.

Para Pak, ahondar en el mal y el sufrimiento que causaron los nazis durante la Segunda Guerra Mundial no es una tarea fácil, especialmente cuando tu protagonista se convierte en uno de los agentes más terroríficos del Tercer Reich. Es gratificante, sin embargo, el guionista espera que los lectores encuentren una historia de cómo un chico llamado Johann Schmidt fue transformado en un monstruo llamado Cráneo Rojo.

Si te gustó lo que hice con Magneto: Testamento, o si simplemente quieres ahondar en esta época y aprender el verdadero origen de uno de los villanos más grandes de Marvel, por favor añade esta serie a tu lista. PAsé mucho tiempo pensando sobre este período de la historia cuando trabajé en Magneto: Testamento, y creo que a nivel humano nos sentimos atraídos que involucran cosas sobre las que queremos aprender. Esta es una historia de ese tipo. Realmente quería aprender más sobre esa otra mitad, ese otro lado. Cráneo rojo es un gran regalo. Puedo escribir una historia para Marvel Comics que me permite aprender sobre cosas que permanece siendo enormemente relevantes hoy en día.