El actor que da vida a Luke Skywalker, Mark Hamill, ha añadido su punto de vista personal a cómo murió realmente su personaje al final de Star Wars: Los Últimos Jedi. Y según el actor, no es tan simple como que Luke haya sido abrazado por la Fuerza.

Según dijo Hamill en Twitter, Luke Skywalker efectivamente sufrió una “sobredosis” de Fuerza cuando se proyectó a sí mismo hasta Crait para enfrentarse a Kylo Ren.

La Fuerza mató a Luke. Tienes que reconocer la ironía de su destino. Casi como un adicto que abandonó su hábito de forma repentina, permaneció limpio durante décadas, solo para volver una vez y entonces, trágicamente, sufre una sobredosis.

Hamill también confirmó que, a pesar de la aparente muerte de Luke, aparecerá en Star Wars: Episodio IX.

Estoy en ella.

El Episodio IX, aún sin título, llegará a los cines el 20 de diciembre de 2019.