Todas las noticias del Universo Marvel

Ed Brubaker pone fin a su etapa en Capitán América

En una profunda entrevista para The Comics Reporter, el guionista Ed Brubaker confirma que dejará de escribir la serie regular del Capitán América después de casi ocho años al frente de la misma, lo que pondrá fin a lo que probablemente será la mejor etapa de la historia del personaje en los cómics.

Desde que se relanzó la serie allá por 2004, Brubaker ha resucitado a Bucky, ha matado a Steve Rogers, ha puesto a un héroe diferente tras la máscara y después ha vuelto a darle la vuelta a todo. No hace falta decir que ha sido una etapa épica, pero todo lo bueno siempre se acaba, y Brubaker explica por qué, aunque confirma que seguirá trabajando en los guiones de la serie del Soldado de Invierno.

– Ahora, dime que dejas Capitán América.

Sí. Cuando salga esta entrevista, ya habré escrito mi último número.

– Felicidades. Y con esto hacen… ¿ocho años con el Capi?

Un poco menos de ocho años. Creo que empecé en agosto o septiembre de 2004 a escribir mi primer número, que salió en noviembre de ese año.

– ¿Y por qué?

En parte, es por comenzar un cambio de trabajar por contrato a manejar cómics propios. He llegado a un punto con el trabajo por contrato en el que estaba empezando a sentirme quemado. Básicamente, como si mi depósito de cómics de superhéroes estuviese a punto de vaciarse. Ha sido un trabajo genial, y creo que encontré formas dejar huella, pero tengo muchas otras cosas que también quiero hacer como guionista, así que voy a intentarlo.

– ¿Pero te mantienes en Soldado de Invierno?

Sí. Esa va a ser mi única serie de Marvel a corto plazo. Haré Soldado de Invierno tanto como dure… o lo haré tanto como pueda. Porque no sé si se acabará, pero estoy realmente orgulloso de esa serie y su segunda y tercera historias son parte de mi material favorito entre todo lo que hecho para Marvel.

– ¿Qué es lo que te gusta de ella? ¿Qué es destacable? ¿Estás en posición de decir, ‘Hice esto e hice esto otro muy bien’?

Creo que conseguí contar una historia larga. En los primeros días, conseguí crear un culebrón sobre Steve Rogers y Bucky y Sharon Cartor y mantener en marcha esa emocionante aventura. Y cada arco se enlazaba con el siguiente. Entonces hice La Muerte del Capi y realmente conseguí una historia de 18 partes que aún no ha terminado con el Capi volviendo a la vida. Conseguí hacer algún material que realmente fue un reto. Conseguí trabajar con grandes dibujantes. Steve Epting, probablemente dibujó 35 números de mi etapa en los primeros días. Creo que desarrollamos una gran colaboración. Y siempre me gustó este tipo épico de contar historias.

Brubaker también comenta por qué ahora es un buen momento para terminar su etapa, y confirma que Cullen Bunn (que recientemente ha empezado a co-guionizar Veneno con Rick Remender) trabajará con él en su arco final antes de tomar las riendas totalmente en Captain America Nº 20.

– ¿La colaboración es como una transición, para pasar el testigo?

Este no es el propósito en este caso. Fue por tema de agenda. Marvel está intentando hacer esto ahora con algunos de los cómics que más venden, quieren conseguir que se vendan más de 12 copias al año. Quieren sacar 15 o 18 números. Amazing Spider-Man ha estado haciendo más de uno al mes desde hace un tiempo, alguien que conozco hace Uncanny X-Men o una de esas series, y salen 18 veces al año.

Honestamente, yo no podía mantener esa agenda. Sabía que se estaba acercando el final de mi etapa. Quería haber acabado antes, y el Vicepresidente Senior de Edición, Tom Brevoort, decía, ‘Bueno, vas a dejar un puñado de tramas abiertas… ¿quieres hacer eso? Parecerá como que levantaste las manos y dijiste que no puedes mantener el ritmo’. Y yo dije, ‘No, no quiero hacerlo así’. Así que trajimos a Cullen Bunn para escribir el arco conmigo. Le día una lista de material, ‘Aquí están todas las tramas abiertos y aquí es donde necesitamos estar para cuando lleguemos a mi último número’. Y entonces desarrollamos una historia juntos.

Es extraño. Hice todos esos números durante una etapa ininterrumpida. Y ahora hay cuatro números co-escritos con alguien. Y después un último número. Es un poco raro.