Todas las noticias del Universo Marvel

[Avance] Capitán América: Súper Soldado (videojuego)

Como ya sabéis, este verano llegará a las pantallas de cine la adaptación de uno de los personajes más emblemáticos de Marvel con Capitán América: El Primer Vengador. Durante años, este personaje no ha recibido toda la cobertura que probablemente se merece, ya sea en el cine (esa película de los 90…) o en los videojuegos (con apariciones en Captain America & The Avengers o en las series Marvel Vs. Street FighterMarvel Vs. Capcom). Pero todo cambiará a partir de dentro de unas semanas, esperemos que para bien, gracias a la película que estrenará Joe Johnston y a la adaptación virtual que prepara Sega para el 19 de julio en las consolas Wii, Xbox 360, PlayStation 3, DS y 3DS.

Afortunadamente, parece que Sega ha aprendido la lección de anteriores adaptaciones de películas basadas en cómics, como las dos entregas de Iron Man o el mediocre Thor: Dios del Trueno. En lugar de seguir los eventos de la película, Capitán América: Súper Soldado se embarca en una aventura totalmente independiente, aunque eso sí, ambientada dentro del universo cinematográfico que está montando Marvel. En lugar de perseguir al villano Cráneo Rojo, el jugador se encuentra en el enorme castillo del Barón Zemo, localizado en el corazón de Baviera. Sería algo así como una historia paralela a lo que sucede en la película. El tema es que Hydra se está haciendo con el castillo para convertirlo en su base, y eso, obviamente, supone un problema. Para mantener al país a salvo, el Capi debe abrirse paso por el interior del castillo, luchando contra las diabólicas fuerzas que lo habitan gracias a su poderío físico y su famoso escudo de vibranium.

Aparentemente, el juego se presenta en las consolas de alta definición como un repetitivo beat’em up en tercera persona donde se suceden los niveles y se avanza habitación por habitación limpiando la zona de agentes de Hydra y, ocasionalmente, recuperando una serie dosieres. Los controles, sin embargo, no son los típicos que cabría esperar, es decir, nada de machacabotones. En lugar de eso, se ha optado porque el físicamente capaz superhéroe requiera de tiempo para la ejecución de sus movimientos. El físico del Capi le permite acabar con sus enemigos con puñetazos y patadas voladoras, pero además de eso, y siguiendo la tradición de Marvel, también puede lanzar su escudo desde la distancia, recuperándolo antes de que los enemigos puedan llevar a cabo algún tipo de contraataque. El escudo también es útil cuando se trata de bloquear ataques enemigos, como no podía ser de otra forma, pudiendo el Capi esconderse detrás y contraatacar cuando los agentes de Hydra intenten reponerse.

Pero también hay movimientos especiales dentro del juego, movimientos que no se pueden hacer cuando a uno le venga en gana, ya que están limitados, así que lo mejor es guardárselos para ocasiones especiales, principalmente en los enfrentamientos contra enemigos importantes. Aunque la acción se desarrolla con velocidad, lleva un tiempo acostumbrarse. La jugabilidad trata más sobre realizar movimientos en el momento oportuno, sabiendo qué movimiento usar en cada situación. Uno de los mayores problemas del juego, si dejamos a un lado los clásicos inconvenientes de la cámara en títulos de este género, es que durante las secuencias de salto no se controla al Capi mientras lo vemos por el aire, sino solo cuando está ya listo para atacar, y eso no es algo bueno, porque da la sensación de que aunque el personaje pueda, nosotros no podemos hacerlo todo. De hecho, es casi como que estás siendo obligado a ir a ciertos puntos, en lugar de darte la oportunidad de llevar a cabo una pequeña exploración.

Mientras que las versiones para Xbox 360 y PlayStation 3 suponen una aproximación más realista, la versión para Wii se ha decantado por algo dirigido hacia un público más joven, adoptando un estilo con una apariencia y una ejecución más propia de los dibujos animados. La acción parece ser más directa en lo que al control se refiere, ya que todo se lleva a cabo a golpe de Wiimote y Nunchuk, y saltar es más fácil, cediéndose el control al jugador en lugar de ser guiado automáticamente. Sin embargo, el juego sigue dando esa sensación de obligatoriedad que no te permite explorar o que impone límites a los escenarios.

Finalmente, están las versiones para Nintendo DS y 3DS, que son unas versiones del juego completamente distintas a las de las otras consolas. Aquí, en lugar de pasar a través de elaborados niveles en 3D, nos encontramos con un título en 2D de scroll lateral, muy similar al antiguo juego arcade Captain America and the Avengers. Los ataques consisten en puñetazos y patadas, además de la habilidad de lanzar el escudo. Debido a la naturaleza 2D del juego, el rango está mucho más limitado, lo que puede ser una ventaja a la hora de concentrarse mejor en los enemigos y no tener que preocuparse de los problemas de cámara. La versión para 3DS, de la que aún se conocen pocos detalles, se supone que será similar a la de DS, pero con gráficos en 3D.

Cada versión del juego tiene algo que ofrecer a cada público, pero la pregunta es… ¿están a la altura? Las versiones para Xbox 360 y PS3 tienen sus momentos, particularmente con los movimientos especiales y los enemigos finales, pero la linealidad y la repetitividad de los escenarios y el gameplay en general, sumado a la extraña falta de control de algo tan simple como es el salto, hacen que nos planteemos muchas cosas. Además, gráficamente el juego no luce nada espectacular, con unos modelados bastante normalillos y unas animaciones que no son nada fuera de lo común. Cierto es que hay escenarios que son espectaculares, pero son los menos abundantes. De todos modos, aún hay esperanza, porque de aquí a que salga el juego, estos aspectos podrían sufrir aún alguna mejoría.

Pero hay otras dos cosas a mencionar con respecto a las versiones de Xbox 360 y PS3. La primera es que Sega ha trabajado codo con codo con Chris Evans, actor que interpreta a Steve Rogeres / Capitán América en la película, sirviendo de modelo para los modelados y poniendo voz su homólogo virtual. Supuestamente, también se ha contado con la participación de Hugo Weaving para hacer lo propio con la voz de Cráneo Rojo, pero es algo que no está confirmado.

La segunda es que las versiones en HD del juego contará con opciones para su visionado en 3D. Esto es algo que Sega ya hizo con Thor: Dios del Trueno, aunque los efectos de este juego eran un poco pobres, especialmente si los comparamos con otros juegos de PS3 como Motorstorm Apocalypse y Gran Turismo 5. Esperemos pues que en Capitán América: Súper Soldier este aspecto esté mejorado, aunque seguramente es algo que no le quita el sueño a la gran mayoría de jugadores.

Poniendo la atención en la versión de Wii, la sensación de diversión se hace más patente gracias a ese planteamiento menos serio que he comentado antes. El juego parece más una serie de dibujos de Cartoon Network, especialmente en el control, para que así los más jóvenes puedan imitar las acciones del Capitán América sin complicarse la vida demasiado. Siguiendo esta línea, la dificultad también parece verse disminuida, así que quizás los jugadores hardcore podrían no disfrutar tanto con esta versión como con las versiones de Xbox 360 y PS3, pero por otro lado los jugadores casuales no se verían frustrados a las primeras de cambio. Obviamente, los gráficos no lucen como lo hacen los de las versiones de alta definición, pero eso es algo que ocurre en todos los juegos de esta consola, y de ahí el estilo a lo dibujos animados.

Finalmente, la aproximación de la desarrolladora, Griptonite Games (encargados también de las versiones de Iron Man 2 y Spiderman: Dimensions para la portátil), para la versión de DS ha sido con una mentalidad de la vieja escuela, buscando más la diversión que el poderío técnico. El juego sigue una naturaleza de diseño clásica, con énfasis en conseguir la meta mientras te imaginas los patrones de ataque de un enemigo o resuelves un puzle. El rango podría parecer bastante limitado, pero se trata de que funcione tan bien como lo hacían los juegos basados en cómics de las antiguas Super Nintendo y Megadrive. En cuanto a la versión de 3DS, como comenté, se espera que sea algo similar a lo de DS, pero con gráficos en 3D. De todos modos, no se espera esta versión hasta finales de año, posiblemente junto al lanzamiento de la película en DVD.

Haciendo balance, y siendo crítico, las versiones para Wii y DS de Capitán América: Súper Soldado parecen haber tenido mucho más éxito a la hora de capturar el espíritu del superhéroe, a pesar de algunas interesantes mecánicas de juego y la presencia de la digitalización de Chris Evans en las versiones HD. Dicho esto, no es muy probable que con este juego vaya a aumentar la reputación de Sega cuando se trata de hacer juegos basados en películas de Marvel, pero demos un voto de confianza a este Capitán América: Súper Soldado, al menos hasta que el juego llegue a las tiendas el mes que viene.