Según se ha revelado recientemente, la decisión de Disney de parar el rodaje de Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings va a tener un importante impacto negativo en los presupuestos de Marvel Studios.

Aparentemente, el parón de una producción como esta, o como la de la versión live action de La Sirenita, supondrá unas pérdidas de entre 300.000 y 350.000 dólares al día.

No es como si pudieras reducir todo a un centavo. Necesitas tener en marcha a los jefes de departamento y quizás un nivel por debajo durante el parón.

Por poner unos ejemplos, el retraso del estreno de la nueva película de James Bond hasta noviembre va a suponer una pérdida de entre 30 y 50 millones de dólares. Lo mismo ocurre con Un Lugar Tranquilo 2, cuyo retraso indefinido supondrá pérdidas por un valor de 30 millones de dólares para Paramount Pictures.