Penúltimo de nuestros artículos dedicados a los Vengadores originales del cine en una semana muy importante para los seguidores del Universo Cinematográfico de Marvel, la del estreno de Vengadores: Endgame. Esta entrada se la dedicamos al héroe más longevo, el Capitán América (Captain America).

El Primer Vengador

Su viaje empezó antes que el de cualquiera de sus compañeros, aunque fue interrumpido por un largo período. Todo comenzó durante la Segunda Guerra Mundial. En pleno conflicto bélico empezó a forjarse una leyenda. A diferencia de muchos otros héroes, tanto del cine como del cómic, Steve Rogers siempre tuvo buen corazón. No estamos ante un personaje que evolución con el tiempo para convertirse en una buena persona, sino que Rogers ya mostraba sus aptitudes psicológicas de héroe antes de desarrollar las aptitudes físicas. Y, una vez equipado con el suero del súper soldado, todo se puso a punto para crear al primer vengador.

Ya desde el primer momento, sus ganas de participar en la guerra y sus continuos intentos para alistarse nos mostraban a alguien cuya mayor ambición era ayudar a los demás. Eso le llevó a ser un mito durante la segunda gran guerra desbaratando los planes, prácticamente él solo, de una organización que amenazaba al mundo entero. Sin embargo, eso no sería lo más difícil que le esperaría.

Un Héroe Fuera de Tiempo

Setenta años después, su viaje se reanudó con la difícil tarea de adaptarse a un nuevo mundo. Un mundo donde estaba solo. Fuera de su tiempo, pero con las mismas ganas de ayudar, Steve encontró en los Vengadores una familia y una manera de seguir protegiendo a los desamparados. Por supuesto, no todo sería tan fácil. Aquí empezaron a surgir también sus primeras riñas con Tony Stark, algo que marcaría el resto del camino para los dos personajes hasta Vengadores: Endgame. Si consideramos que Iron Man es la cabeza de los Vengadores, el Capi es el corazón.

Mejor es su relación con la Viuda Negra, que le acompañó en en Capitán América: El Soldado de Invierno y en Vengadores: Infinity War. Es posiblemente su mejor amiga y apoyo en este nuevo mundo. Ambos solo saben vivir para la guerra. Fuera de ella, se sienten como pez en la tierra. Incapaces de llevar una vida normal, el equipo es todo lo que tienen.

Podría Hacer Esto Todo el Día

El Capitán América representa el eje moral de los Vengadores. Su capacidad de sacrificio le ha llevado a estar al límite en más de una ocasión. Intentó salvar a sus compañeros soldados de una granada antes de siquiera ser un súper soldado, permitió que Bucky le destrozara solo para demostrarle que estaba con él hasta el final, y no dejó que Visión se sacrificara. Con todos estos antecedentes, ¿veremos en Vengadores: Endgame el sacrificio final de Steve Rogers?

Su viaje ha sido el más largo y el más ligado a los Vengadores. Después de una vida llena de violencia, tal vez vaya siendo hora de dejar que el bueno de Rogers se tome un descanso.

Legado

No hay más que echar un ojo a los cómics para saber que Rogers no es el único Capitán América de Marvel. Con esto en mente, y las altas posibilidades de que el bueno de Steve decida tirar ya del plan de jubilación, es muy posible que el Universo Marvel post-Endgame nos ofrezca a un nuevo Capi. Y, por supuesto, las apuestas apuntan a Sam Wilson y Bucky.

Quizás sea este el cierre perfecto para el Capitán América del cine. Un merecido descanso para poder vivir la vida que la guerra le arrancó sería una forma de mantener el legado de Steve Rogers en alto. Eso sí, no queremos que se vaya sin antes oírle gritar «Vengadores, ¡reuníos!«.

Si aún no lo habéis hecho, podéis leer nuestros artículos previos sobre Thor, la Viuda Negra, Ojo de Halcón y Hulk.