Todas las noticias del Universo Marvel

Paradox Pollack, especialista y coreógrafo, habla de su trabajo en Thor

El coreógrafo y doble Paradox Pollack ha hablado en profundidad para Comicus sobre su trabajo en Thor, película en la que ha dirigido escenas de lucha de los protagonistas, escenas de extras haciendo de asgardianos, o ha sido el doble del rey de los gigantes de hielo.

– ¿Cómo conseguiste trabajar en Thor?

Trabajé como doble en Soy Leyenda, doblando al Zombi Alpha y durante esa película estuve en conexión con el coordinador de dobles que me presentó a J.J. Abrams para Stark Trek. Trabajé en Star Trek como coreógrafo de las Criaturas / Alienígenas. Mi trabajo fue visto por un buen número de productores y me llamaron para reunirme con Patty Whitcher (productora), Luc Etienne (ayudante de dirección) y Kenneth Branagh en la primera semana de enero de 2010. Después de esa reunión me contrataron como director de movimiento para el proyecto. Fui contratado para trabajar en una escena de lucha durante dos semanas y después fue consiguiendo mayor responsabilidad a medida que avanzábamos. Trabajé directamente con Loki, Thor, Sif y los Tres Guerreros, así como con Rene Russo en el papel de Frigga. Trabajé durante tres meses.

– ¿Qué tipo de entrenamiento tuviste que hacer antes de formar parte de esta película?

Entrené como un actor interpretando como un actor. Aprendí las habilidades de dirección enseñando a niños y dirigiendo a adultos. Mi entrenamiento siempre fácil de practicar, y he tenido una disciplina de práctica diaria durante 25 años. Cuando había algo que no sabía cómo hacer, encontraba a alguien con quién practicar o si tenía suerte, un maestro y le pedía que me enseñara. Actuar, bailar y dirigir espectáculos de circo fueron las actividades principales en las que trabajé para refinar. Cualquier cosa de valor que he hecho, ha sido simplemente dando un salto hacia lo desconocido.

– Tu trabajo en Thor como director de coreografía y movimiento te permitió trabajar en contacto estricto no solo con los actores, sino también con el director Kenneth Branagh. ¿Qué nos puedes decir de tu colaboración con él?

Kenneth es un artista creativo y respetable. Trabaja de una forma muy centrada y con una consideración profunda hacia los actores que trabajan en el proyecto. Desde el momento en que nos conocimos vio el valor de mi trabajo y me animó a hacerlo lo mejor que pudiese. Como hice mi trabajo bien, me dieron más responsabilidad. Me llamaba Doxy, y me encantaba oírlo por todo el set.
Nos sentábamos y hablábamos varias veces para elegir cuidadosamente la estrategia para conseguir el mejor resultado del reparto. Fue un honor trabajar con él tan de cerca esos momentos. Un gran hombre con el que trabajar.

– ¿Puedes describir, lo más detalladamente posible, la agenda que seguiste en Thor?

Me despertaba todos los días a las 4 de la madrugada y conducía hasta el estudio a las 5, desayunaba en el Raliegh Studio Lot. Estaba en el set sobre las 6:30 todos los días y trabajaba hasta las 8 de la noche. Kenneth tiene unas reglas respetuosas, pero muy estrictas. Durante las secuencias de lucha los dobles tenía sesiones de maquillaje y prostéticos desde las 7 de la mañana y durante al menos 3 horas, y yo dirigía aspectos de la escena de lucha y entrenaba a los actores durante todo el día y durante la noche.

– ¿Cuantas horas de preparación se necesitan para establecer una secuencia y entrenar a la gente que trabaja en ella?

Para el coordinador de los dobles, el coreógrafo de lucha y los dobles se necesitan muchas, muchas horas. Llegué después de un mes de preparación, probablemente siete horas al día durante un mes. 240 horas de duro entrenamiento de lucha, con gigantes y después cuando vine, con Chris Hemsworth, Tom Hiddleston, Rene Russo y los dobles, eran unas 6 horas al día de entrenamiento a mayores… durante unos 10 días antes de que estuviéramos en el set. Así que en total serían como unas 500 horas de trabajo sólido de un grupo dedicado para las escenas que se verán en la película.

– ¿Qué influencias tuviste para elegir este o aquel tipo de movimiento?

Estudié el diseño de las criaturas. El perfil del artista de la criatura o del personaje. Con Thor pasé horas y horas buscando en viejos cómics, observando las posturas de las criaturas y de los dioses de la historia. Observé las mecánicas de las posturas y la actitud. Observé los sistemas dentro de la mitología mística o indígena para encontrar una forma en la que la imaginación y el cuerpo se unieran. Todo tenía que tomar forma en el actor. Para Chris (Thor), él era un surfero, y un artista marcial que había practicado Muay Thai así que le observé y mientras ejecutaba sus movimientos le decía cosas como, ‘Qué ocurre con la otra mano cuando golpeas con el martillo, señala el rayo, mueve los brazos’, ‘Piernas de surfista’, y cada cosa de esas fue calando en la dinámica actual de la expresión del personaje, para recordárselo con simples apuntes. Con Loki (Tom), él tenía entrenamiento de bailarín y fue muy diferente y profundamente reconfortante trabajar con un reparto con tanto talento, trabajar con estos dos fue una de las cosas más destables para mí.

– ¿Cuál fue el mayor reto al que te enfrentaste en tu trabajo para esta película?

Hubo un día que tuve que dirigir a 250 extras como asgardianos. Los mantuve a todos a raya y en personaje. Estuve corriendo alrededor del set durante 8 horas sin descanso cuidando de que cada aspecto cubriera sus necesidades y las de Kenneth. Y al final del día estaba exhausto, y tuve el primer abrazo de Ken. Fue sincero. Fue un duro día de trabajo.

– En la película también has trabajado como doble de Colm Feore. ¿Puedes decirnos algo sobre ese aspecto?

Colm y yo tuvimos un gran día en el set cuando él estaba siendo filmado, mirando la escena desde arriba en su torre y yo era el único allí para representar toda la acción. Vic Armstrong me dejó interpretar todos los papeles debajo, mientras Colm miraba desde su posición real. Desde ese momento en el que ambos tuvimos una cálida recompensa hasta cuando le doblé en sus escenas de acción, fue únicamente un problema de simplemente estar ahí y moverse con el mismo nivel de despreocupación majestuosa y soberanía viril e inteligente.

– He visto un vídeo encantador en tu página web, en la que creas movimientos y coreografías para criaturas alienígenas. ¿Qué es lo que más te emociona de un trabajo así, que requiere una completa concentración física en los personajes?

Mi trabajo es meter al actor lo máximo posible dentro del papel del personaje. Sus sensaciones, emociones, todo resquicio de su personalidad es una fuente a partir de la que dibujar. Las emociones son la raíz del movimiento y los sentimientos la guía de toda nuestra vida. Requiere práctica y más práctica encontrar esa relación. Hacemos este trabajo para excavar en las fuentes del actor. Es sobre aprender como jugar ferozmente con toda la inteligencia (cuerpo / mente / emoción / imaginación) y cómo trabajar bajo condiciones extremas y aún así tener que encontrar naturalidad.