Marvel Studios intenta escapar de guionistas que sean muy fans de los cómics

Logotipo de Marvel Studios
Escucha este artículo

En una entrevista para el podcast The Town, el vicepresidente de producción y desarrollo de Marvel Studios, Nate Moore, reveló que el estudio evita deliberadamente a los guionistas que aman Marvel Comics.

Después de que el presentador del podcast preguntara si hay algún tipo de campo de entrenamiento para los directores y guionistas de Marvel, o si es un requisito tener un conocimiento innato del material fuente para unirse a un proyecto del UCM, Moore dijo:

NO REALMENTE, PARA SER HONESTO.

Estamos ahí, estamos ahí supervisando siempre. Yo era ese niño, y quiero decir, sigo siendo ese tipo que tiene cajas largas en su garaje de las que mi esposa desea que me deshaga, así que sé muchas cosas. Y las cosas que no sabía, ciertamente las sé ahora. Creo que probablemente son más fans de lo que les das crédito, pero ciertamente no con la misma profundidad que has descrito. Joe Russo coleccionaba cómics, al igual que Ryan Coogler, para ser honesto.

Moore señaló que los guionistas que ya aman previamente a Marvel son siempre una bandera roja. En el otro lado de la ecuación, Moore señaló a los guionistas de la trilogía del Capitán América, Christopher Markus y Stephen McFeely, junto con el director de las dos últimas películas de Thor, Taika Waititi, como ejemplos de creativos que vieron sus proyectos de una manera única.

Honestamente creo que sí. Y hablas sobre el proceso, para mí, una cosa que creo que es interesante, y específicamente para los guionistas, diría, muchas veces hemos presentado a guionistas que aman a Marvel. Y para mí, eso siempre es una bandera roja. Porque digo, ‘Oh, no quiero que ya tengas una idea preexistente de lo que es, porque creciste con el número 15 y eso es lo que quieres recrear’. Quiero a alguien que sea duro con el material, que diga: ‘¿Qué es esto? Creo que hay una película aquí, pero tal vez deberíamos verla de esta otra manera’.

Y creo, de nuevo, que el mejor ejemplo de eso para mí fueron Markus y McFeely, que no eran recién llegados al mundo del cómic, pero decían: ‘Espera, Capitán América, esto parece un poco raro. ¿Qué pasa si lo miramos de esta manera?’. Y no estaban casados ​​con nada, nada era, ya sabes, no había nada sacrosanto. Y creo que es importante poder decir, ‘Mira, el material de origen es genial, y me encanta, y los cómics funcionan en el medio en el que fueron construidos, pero esa no es una traducción directa, uno a uno, al la mejor versión de la película’. Y a veces se necesita a alguien que está fuera de esta cultura para decir: ‘Oye, sé que piensas que debería ser esto, pero tal vez debería ser esta otra cosa’.

Quiero decir, Taika también es un gran ejemplo de eso, ¿verdad? ‘Oye, sé que Thor es tradicionalmente un poco rígido, es un poco de Shakespeare. ¿Qué pasa si lo modificas? ¿Qué pasaría si modificaras el tono por completo?’. Me refiero a que el tono de Ragnarok es todo Taika, porque no estaba casado con Thor en los cómics. No he leído todos los cómics de Thor, he leído muchos, pero no podría decirte una etapa de Thor que sea tonalmente como Ragnarok. Como si esa película se asentara por sí sola, gracias al director.

Luego, al abordar lo que busca realmente Marvel Studios en sus directores y guionistas, el productor dijo que hay dos criterios que buscan.

Creo que las cosas que buscamos, hay dos cosas, creo, y en mi experiencia esto ha sido cierto. Buscamos cineastas que al menos hayan hecho algo excepcional una vez, ¿verdad? Porque hacer una película es difícil y, a veces, una película en la que alguien está realmente interesado no funciona por muchas razones que están bajo su control o fuera de su control. Pero, ¿han demostrado excelencia? ¿Y les apasiona hacer la película que queremos hacer?.

Para terminar, Moore dijo que la pasión tenía que ser al menos parte de un UCM creativo porque hacer cine es difícil y ellos son duros con los cineastas.

Hacer películas es difícil y somos duros con los cineastas, porque siempre intentamos hacer la película lo mejor que podemos. Y los cineastas que se mueren por hacer la película son los que tienden a tener la resistencia para superar el momento de ‘Noche oscura del alma’ en el que todo sale mal, o todo está por encima del presupuesto, o lo que queríamos hacer no funciona, y siempre están dispuestos a aguantar los golpes, porque quieren hacer la película.