Ant-Man 3: Evangeline Lilly habla de cambios en la Avispa

0
Póster de Ant-Man and the Wasp: Quantumania

Escucha este artículo

Con Ant-Man and the Wasp: Quantumania ya en el horizonte (llegará en febrero del año que viene), varios de sus actores están empezando a hablar sobre la película en diversas entrevistas. Un ejemplo es el de Evangeline Lilly, que recientemente ha querido destacar cómo el viaje de su personaje, la Avispa (Wasp), será diferente al que vimos en las dos películas anteriores.

La actriz señaló que la segunda película trata sobre lo poderosa que es ella, mientras que la tercera tratará sobre sus vulnerabilidades. También dijo que le encantó que el debut de su personaje no incluyese las típicas dudas que se ven en los orígenes de superhéroes.

Bueno, nos presentaron a Hope como una mujer bastante capaz y genial desde el principio. E incluso en su historia inicial como superheroína, no hubo ninguna de las torpezas que se ven en muchas historias iniciales. Estaba completamente preparada para hacer cualquier cosa que fuera necesaria, y siempre parece tener la respuesta, y siempre parece estar al tanto de todo.

Para la tercera entrega de la franquicia, Lilly compartió lo emocionada que está de tener la oportunidad de mostrar un lado de la Avispa donde comete errores.

Y estaba realmente muy emocionada de tener una oportunidad en esta tercera película en la que ha pasado de ser una mujer enjaulada a una mujer que ha abierto su corazón en tres ocasiones distintas. Uno, su corazón para Scott, y luego sus reparaciones con su padre, y luego traer a su madre de regreso del Reino Cuántico. Antes, ella era algo así como el Grinch. Su corazón había crecido tres veces más, lo que lo hace tres veces más vulnerable. Así que estaba muy emocionada de tener la oportunidad de mostrar un lado de ella donde comete errores, es frágil y no siempre tiene la respuesta correcta.

Para la actriz, es genial poder mostrar también a los niños que vean la película que es bueno tropezar y caer, para luego aprender a levantarse.

Creo que las niñas pequeñas necesitan saber que está bien tropezarse y caerse, cometer errores, llorar y no saber qué hacer a veces. Y que todavía puedes ser poderoso y sorprendente. Y en realidad, te hace más poderoso y sorprendente cuando sientes esas cosas y luego las superas. Ahí es realmente donde está el heroísmo.