Spider-Man: No Way Home. Explican por qué no vemos más a Daredevil

7468
Daredevil

Escucha este artículo

Durante su visita reciente a un podcast, el co-guionista de Spider-Man: No Way Home Erik Sommers habló sobre cómo su compañero Chris McKenna y él incorporaron al Daredevil de Charlie Cox en la película.

Con tantos otros personajes para tocar, el punto principal en el que centrarse era buscar para qué tenía espacio exactamente la trama con respecto a los personajes y la historia. Específicamente, los dos buscaron cómo servían los héroes y villanos de la película a la historia de Peter Parker. Sommers confirmó que había otras escenas con el Daredevil de Cox que se consideraron para la película.

Absolutamente. Ese fue el desafío con esta película al traer a todos estos otros personajes. Nos encantan estos personajes, y te encantaría verlos hacer todo tipo de cosas. Pero la pregunta es, ¿para qué hay espacio? Podría ver a cualquiera de estos personajes que trajimos haciendo simplemente una película completamente diferente por sí mismos o en alguna combinación diferente, pero tenemos que, en última instancia, servir a la historia de nuestro Peter Parker y nuestro Spider-Man.

Incluso teniendo en cuenta lo tentador que era juntar diferentes personajes para interactuar, Sommers y McKenna tenían que asegurarse de que todo en la trama fuera conciso y preciso. Sommers habló de cuántas cosas diferentes podría hacer Matt Murdock en la película, pero admitió que siempre tuvieron que retroceder en muchas cosas para asegurarse de que todo se mantuviera firma.

No importa cuán tentador sea, surgieron muchas ideas en la sala de guionistas, ‘¿No sería genial si este tipo hace eso, y estos dos se encuentran y hacen eso?’. Hay muchas permutaciones emocionantes con las que jugamos en esa caja de arena, pero al final del día, había mucho que podíamos hacer, y no queríamos hacer cosas que distrajeran la atención de la historia de nuestro Peter y nuestro Spider-Man. Al final, una vez que supimos que íbamos a tener a Matt Murdock, fue como, ‘Podría hacer esto, podría hacer esto otro, eso sería genial, ¿no sería genial?’. Pero en última instancia, siempre tuvimos que retroceder en muchas cosas para asegurarnos de mantener nuestro enfoque.