El grupo ultra conservador conocido como One Million Moms ha anunciado en su página web que planea boicotear en la medida de lo posible el estreno de Los Eternos. ¿La razón? El supuesto beso que tendrá lugar en la película entre personajes del mismo sexo, el cual reveló el actor Haaz Sleiman hace unas semanas.

El grupo, que ya intentó boicotear otros estrenos en el pasado, ha dicho que la idea es que la película no coja a los padres con la guardia baja ante este futuro estreno de Marvel.

Marvel ha decidido ser políticamente correcta en lugar de proporcionar una programación familiar.