En el Universo de Marvel existen una gran variedad de parejas. Heterosexuales. Homosexuales. Interraciales. Héroes con héroes. Héroes con personas comunes. Incluso héroes con villanos. Todo tiene cabida en la Casa de las Ideas. Con motivo del día de San Valentín, vamos a intentar dar unas pinceladas sobre algunas de las parejas más famosas de los cómics.

Peter Parker y Gwen Stacy. Un clásico

Gwen Stacy siempre será una persona determinante en la vida de Peter Parker. Durante su relación, Peter no era capaz de dar el 100% debido a sus aventuras como Spider-Man, lo cual hacía enfadar a Gwen. Y es que esta no tenía ni idea de la doble vida de su novio como superhéroe. Sin embargo, lo suyo era un amor sincero que solo se vio interrumpido en el número 121 de The Amazing Spiderman. Ahí vivimos la noche trágica donde Peter fue incapaz de salvar a Gwen, un error que le perseguiría durante el resto de su vida. Aún así, es imposible no acordarse de ellos en San Valentín.

Muerte de Gwen Stacy

Reed Richards y Susan Storm. San Valentín entre héroes

Sin duda alguna, esta es la pareja superheroica más clásica del universo Marvel. No se puede hablar de San Valentín sin hablar de Reed Richards y Susan Storm. Cuando Stan Lee los creó en 1961 (Fantastic Four Vol. 1 Nº 1) ya estaban prometidos. Esto es algo poco común, por no decir que son los únicos superhéroes que ya estaban en una relación seria cuando fueron creados.

Finalmente, la pareja se casó en Fantastic Four Vol. 1 Annual Nº 3 en una clásica boda heroica donde un millar de súper villanos intentaron arruinarla. Afortunadamente, gracias a los Vengadores y otros héroes, los novios se pudieron casar. Así se convirtieron en la primera pareja de Marvel en casarse. Con el tiempo, la pareja continuó junta, pasando por un millón de baches que acabaron superando.

Boda Reed Richards y Sue Storm

En 1968, en el cómic Fantastic Four Vol. 1 Annual Nº 6, Reed y Susan tuvieron a su primer hijo, Franklin Richards. Susan volvió a quedarse embarazada en 1983 (Fantastic Four Vol. 1 Nº 267), pero tristemente el bebé murió durante el parto. La pareja consiguió tener a su segunda hija en 2002 (Fantastic Four Vol 3 Nº 54), Valeria Richards, y todo gracias al Dr. Muerte (Dr. Doom).

La pareja de los Cuatro Fantásticos ha sido pionera en el amor y en la familia en el universo de Marvel. Esto significa que juntos han pasado por un montón de pruebas y tribulaciones que casi hacen que acabe el matrimonio. Pero al final, siempre han encontrado una manera para seguir adelante juntos, volviéndose un ejemplo a seguir dentro y fuera de los cómics.

Pero ellos no son los únicos. Existen otros matrimonios entre héroes en el Universo Marvel. Luke Cage y Jessica Jones. El Hombre Hormiga (Ant-Man) y la Avispa. Cíclope (Cyclops) y Jean Grey. Tormenta (Storm) y Pantera Negra (Black Panther). Y estos son solo algunos ejemplos.

Thor Odinson y Jane Foster. El dios y la mortal

El amor siempre ha estado presente en torno a la figura de Thor, el Dios del Trueno. Y ha sido así tanto cuando este título lo ostentaba el hijo de Odín, como cuando lo hacía la humana Jane Foster. En ambas versiones, el dios siempre ha sido un personaje atractivo, por su cabello rubio, cuerpo musculado y educación sobresaliente, entre otras virtudes. Por lo tanto, es normal que haya gustado y que su historial amoroso sea extenso. Desde su amor de la infancia, Lady Sif, hasta su enfermera en la Tierra, Jane. Thor también se ha relacionado con su «compañera» Roz Solomon en su versión masculina, o Sam Wilson como Capitán América en su versión femenina. Muchos han sido los amores de este personaje.

Pero en este día de San Valentín es importante destacar la relación de Thor con Jane Foster, la de los cómics y la de las pelis. Ya sea por su relación totalmente casual con Thor, o con Donald Blake, o con Chris Hemsworth, o ¿con todos ellos?

Cuando Thor, hijo del «Padre de Todos», era joven, mantenía una actitud arrogante y soberbia ante la vida. Tenía sus razones. Era guapo, fuerte y de buena familia. Pero su padre, cansado de sus salidas de tono y obsesionado con su educación le castigó para que aprendiera lo que era la humildad. Le confinó a la Tierra, a un cuerpo humano. Así pasó a ser Donald Blake, médico de profesión, con una minusvalía en una pierna y totalmente anónimo. Cada vez que Donald Blake golpeaba el bastón que necesitaba para caminar, se convertía en Thor. La vida del dios en la Tierra cambió para siempre en el momento en que conoció a Jane Foster.

Jane era la enfermera que le acompañaba y ayudaba en su trabajo de médico. La conexión entre Donald y Jane se palpaba en cada instante juntos, lo que provocó que ambos terminaran por enamorarse. Eso sí, sin saber ella que él se convertiría en Thor. Recordemos que la identidad secreta es algo casi innato en un superhéroe para proteger a sus seres queridos.

Curiosamente, cuando Jane conoció a Thor, cayó rendida a sus pies. No se pudo resistir a sus encantos y se enamoró perdidamente de él. Repito, sin saber que él era realmente Donald Blake. A ver, algo normal. Un dios rubio y fuerte aparece en tu vida. Lógico que te pilles por él. Y Thor, que no tenía problemas para ligar precisamente, que había estado con Lady Sif de Asgard, y que se vanagloriaba de sus conquistas femeninas, también se enamoró de ella. Ahí empezó una historia de amor que duró años y cientos de páginas de cómics. A su lado, ella corrió mil peligros y aventuras. Incluso visitó Asgard.

Después de muchos años e historias, la relación amorosa acabó. Pero lo bonito es que recondujeron la relación a una preciosa amistad que nos ha hecho disfrutar de Jane, enferma de cáncer, como Diosa del Trueno con el apoyo del hijo de Odín.

Thor: El Mundo Oscuro

En el cine la historia cambia en su forma, pero el mensaje puede que termine siendo el mismo. Jane Foster es una astrofísica que un día se encuentra casualmente con un dios, Thor, después de que él llegue a la Tierra como castigo por desobedecer a su padre. Ella le ayuda a cumplir su propósito, sin saber realmente quién es él. Al final, durante la aventura se enamoran perdidamente. El amor entre ambos es tal que Thor la lleva a Asgard y le presenta a sus padres (muy divertidas las secuencias donde conoce a Odín y Frigga). Tras dos películas del Dios del Trueno, la relación desaparece de la gran pantalla. Es con el paso del tiempo que nos enteramos por boca de Thor que la pareja se ha roto.

Para acabar, lanzamos una idea. Sabemos ya que Jane Foster será Thor en la película Thor: Love and Thunder. Viendo que, aparentemente, se relaciona con la historia de los cómics, sería interesante lo siguiente: La energía que mantuvo Jane en su cuerpo durante Thor: El Mundo Oscuro le provocó cáncer y eso le lleva a ser la próxima Thor, digna de sujetar el martillo.

Peter Parker y Mary Jane. Imposible un San Valentín sin ellos

Para muchos, Mary Jane es el verdadero amor de Peter Parker. Lo que sí que no tiene discusión alguna es la cantidad de momentos, ya sean trágicos o bonitos, que estos dos han pasado y superado. La Última Cacería de Kraven, el origen de Veneno (Venom) o Un Día Más. Estas son solo algunas historias en las que se observa claramente lo que MJ significa para Peter, la cantidad de apoyo que le brinda y lo que sufre cada vez que el chico de Queens se pone la máscara. Aun así, Mary Jane ha ayudado e incluso salvado la vida de Peter en múltiples ocasiones. Por ello es la mejor pareja que Spider-Man podría tener.

Boda Peter Parker y Mary Jane

Su relación ha sufrido varios baches. Períodos muy largos en los que ambos personajes ni siquiera se han visto la cara. Pero finalmente los guionistas siempre los han acabado reuniendo, porque es muy complicado tener a un Peter completo sin MJ. O una MJ completa sin Peter a su lado.

Wiccan y Hulkling. Abrazando la diversidad

El público de estos héroes Marvel es cada vez más amplio y los fans empiezan a pedir más héroes con los que puedan identificarse. Cuando estos personajes lleguen a la gran pantalla el resultado puede ser motivacional para sectores que han sido marginados socialmente hablando. Desde sus inicios, los héroes y heroínas de los cómics han levantado la voz y han visibilizado a todo tipo de personas y comunidades. Y esta lucha sigue en pie.

Ahora, los productores y hasta los mismos actores se han mostrado en favor de la inclusión en películas basadas en superhéroes. Y por supuesto, la comunidad LGBTI+ no tardará en ser visibilizada en el cine de superhéroes. Así lo ha revelado recientemente un actor de Los Eternos al confirmar la identidad del primer superhéroe abiertamente gay del UCM. Es por ello por lo que no podemos hablar de San Valentín sin hablar de diversidad e inclusión.

Hablemos pues de dos jóvenes héroes de los cómics de Marvel que permanecen enamorados y juntos sin importar los peligros a los que se puedan enfrentar: Wiccan y Hulkling.

Beso entre Wiccan y Hulkling

Billy Kaplan (Wiccan) y Teddy Altman (Hulkling) han tenido varias participaciones en diversos equipos. Pero su participación más importante ha sido en los Jóvenes Vengadores, donde unen fuerzas con otros descendientes o protegidos de algunos de los Vengadores más importantes.

Billy es hijo de Wanda Maximoff (la Bruja Escarlata). Al encontrarse desesperada por tener hijos, Wanda usó sus poderes y engendró a dos gemelos con poderes en familias diferentes. Por decirlo de alguna forma, Wiccan era una especie de nuevo «Bruja Escarlata». Su hermano Tommy, un nuevo «Mercurio». Al igual que su madre, Billy puede lanzar hechizos y en un futuro se convertirá en un ser tan poderoso que reescribirá las reglas de la magia. Teniendo en cuenta que este año se estrena la serie WandaVision, y es muy probable que se vean ambos personajes (en el spot de las series de Disney+ para la Super Bowl 2020 nos queda más que claro), sería muy interesante ver cómo se desarrollan. Especialmente con el tan rumoreado proyecto de los Jóvenes Vengadores supuestamente en marcha.

Teddy, por otro lado, es hijo adoptivo de una madre soltera, pero al igual que su novio Billy su historia va más allá. En el pasado, Mar-Vell, un Kree, tuvo un romance con la princesa Anelle, una Skrull. Juntos conciben un hijo destinado a morir, Teddy, pero este es enviado a la Tierra para ser protegido. Posteriormente, Teddy se da cuenta de sus orígenes y descubre que tiene habilidades de ambas especies alienígenas: Súper fuerza y el poder de cambiar de forma a su voluntad.

En el especial de Jóvenes Vengadores, ambos personajes tienen una entrevista con Jessica Jones. Al preguntarles sobre su relación respondieron: «¿Por qué debería Estrella del Norte quedarse toda la diversión?«. Para los que no lo sepan, Estrella del Norte es considerado como el primer superhéroe (o uno de los primeros) abiertamente gay.

Y hasta aquí este pequeño artículo de San Valentín donde hemos querido hacer un pequeño repaso por algunas de las parejas más destacadas de la historia de Marvel. Obviamente, hay muchas más. Las hay más tortuosas, más sonadas, más longevas, más casuales, más extrañas… El año que viene volveremos con más. Mientras tanto, a quererse 3000 y a regalar muchas cosas.

Nota: En este artículo han participado Impulse, Tonelítico, Giordiano y José Pérez.