Durante los años 80, mientras Stan Lee intentaba que las propiedades de Marvel se desarrollasen como películas y series de televisión, la antigua presidenta de Marvel Television Margaret Loesch y él casi desarrollaron algo basado en lo que posteriormente serviría de base para la serie de televisión Mighty Morphin Power Rangers. Lee tomó proyectos japoneses de Sentai como referencia y logró que Loesch se uniera. Pero no pudo ser, ya que las cadenas no supieron qué hacer con ello.

Según se revela en la nueva temporada de The Toys That Made Us, todo empezó con la serie de televisión de Spiderman en 1978. No tuvo demasiado en éxito en Estados Unidos y terminó después de 13 episodios, pero sirvió de inspiración para la serie japonesa de Spiderman que duraría mucho más y se convertiría en un éxito financiero. Las relaciones construidas en Japón por Lee y Marvel gracias a la exportación de Spiderman llevaron a hacer mucho dinero, pero hubo un posible éxito potencial surgido de ahí que al final nunca llegó a ver la luz.

Como CEO de Marvel TV, Margaret Loesch dijo que Lee le mostró una de las series y le gustó. Era algo parecido a las películas de Godzilla, y se gastaron 25.000 dólares en hacer un piloto. Desafortunadamente, nadie lo quiso, y es que fue muchos años antes de que las series sentai se abriesen camino en el mercado de televisión americano.

En cuanto a cómo se interesó Stan Lee en ese mercado, como hemos dicho todo vino por la colaboración de Marvel con Toei en la serie de Spiderman. Pero también colaboraron en otros proyectos, como una serie sentai que se inspiraba en la serie de Spiderman pero que incorporaba personajes y elementos originales japoneses. A Lee le encantó el aspecto de la serie, y le convenció tanto que decidió presentárselo a Loesch.

Esa serie que llamó la atención de Lee, Super Sentai, acabó siendo la base para Mighty Morphin Power Rangers, una franquicia que ha sido todo un éxito financiero desde que se lanzó. Y eso fue diez años después de que Lee y Loesch lo intentasen.

Curiosamente, después de estar en Marvel, Loesch trabajó en Fox Kids y fue la responsable no solo de trabajar con Lee para llevar proyectos de Marvel a televisión en la cadena, sino también de dar luz verde a los Power Rangers cuando Saban le presentó la idea.