Recientemente, el CEO de de Disney Bob Iger reveló detalles de cómo el fallecido CEO de Apple Steve Jobs ayudó a que la casa del Ratón Mickey acabase comprando Marvel Entertainment.

Iger y Jobs ya jugaron papeles importantes en la fusión entre Disney y Pixar en 2006. Desde la adquisición, se formó una amistad entre los dos hombres de negocios. En torno a 2009, Iger estaba buscando adquirir Marvel y acudió al sentido de negocio d Jobs como fuente de estrategia.

Steve se volvió en miembro de a bordo de Disney y nuestro mayor accionista, y siempre que yo quisiese hacer algo grande, lo hablaba antes con él. En 2009, después de nuestra exitosa adquisición de Pixar, estábamos interesados en adquirir Marvel, así que me reuní con Steve y le introduje en el negocio. Él afirmaba no haber leído un cómic en su vida (‘Los odio más de lo que odio los videojuegos’, me dijo), así que llev´ una enciclopedia de personajes de Marvel conmigo para explicarle el universo y mostrarle lo que estaríamos comprando. Pasó unos 10 segundos mirándolo, después lo dejó a un lado y dijo, ‘¿Es esto tan importante para ti? ¿Realmente quieres esto? ¿Es otra Pixar?’.

Iger tuvo problemas para convencer al CEO de Marvel Ike Perlmutter de que la adquisición de su compañía sería beneficiosa para ambas partes, así que le dijo que Jobs respondería por él.

Le pedí si podía contactar con Ike Perlmutter, el CEO de Marvel y accionista de control, y responder por mí. Más tarde, después de que cerrásemos el acuerdo, Ike me contó que aún tenía sus dudas que la llamada de Steve marcó la diferencia. ‘Dijo que eras fiel a tu palabra’, me dijo Ik. Yo estaba agradecido de que Steve lo hiciese como amigo, más que como miembro más influyente de nuestra junta. Siempre durante un tiempo le decía, ‘Tengo que pedirte esto, eres el mayor accionista’, y él siempre respondía, ‘No puedes pensar en mí de esa forma. Eso es insultante. Solo soy un buen amigo’.