A pesar del éxito financiero de la era Disney de Star Wars, ha habido polémica por la estrategia seguida por la compañía del Ratón Mickey a la hora de lanzar películas de la franquicia. Eso se transformó en un resultado negativo inesperado para Han Solo: Una Historia de Star Wars y críticas de muchos fans hacia Star Wars: Los Últimos Jedi.

Ahora, en una entrevista reciente, el CEO de Disney Bob Iger reconoció que la compañía podría haberse extralimitado con sus planes iniciales para la franquicia.

Solo creo que podríamos haber puesto un poco demasiado en el mercado demasiado rápido. Creo que las capacidades de narrativa de la compañía son infinitas por el talento que tenemos en la compañía, y el talento que tenemos en la compañía es mejor del que ha sido nunca, en parte debido al influjo de la gente de Fox.