El activista de fondos de inversión libre Dan Loeb está preparándose para lanzar una presentación de 200 páginas para presionar a Sony a explorar la venta de Sony Pictures, la división cinematográfica que posee los derechos de franquicias como Spiderman y Men in Black.

Esto llega unos meses después de que el jefe de Amazon, Jeff Bezos, haya contactado personalmente con el jefe de Sony Pictures Tony Vinciquerra para hacerle saber su interés en comprar la división.

Una segunda fuente con conocimiento directo de las conversaciones ha dicho que las negociaciones entre ambos gigantes terminaron el año pasado después de un agotador rango de posibilidades, desde una colaboración hasta una compra directa. Aunque Sony ha dejado claro recientemente que su división de cine es una prioridad y que incluso podrían pensar en lanzar su propia plataforma de streaming, compradores interesados como Amazon no van a cesar en sus esfuerzos.

En cualquier caso, sea Amazon u otro comprador, varios especialistas creen que Sony debería deshacerse de su división de cine, por lo que la compañía japonesa podría plantearse el movimiento en un futuro.

El caso es que, dejando de lado asuntos financieros y económicos, una venta de Sony Pictures podría tener consecuencias para Spiderman, ya que automáticamente sus derechos cinematográficos regresarían a manos de Marvel. Esto es, en principio, lo que se incluyó en el contrato inicial entre Marvel y Sony cuando se firmó hace ya tantos años.