Una de las mejores noticias tras pasar Fox a formar parte de Disney, aparte del hecho de que Marvel Studios herede los derechos de los X-Men y los Cuatro Fantásticos, es que la franquicia Deadpool seguirá viva en lugar de ser reiniciada o incluso olvidada. Sin embargo, en los últimos días ha surgido la posibilidad de que el tono adulto de las películas del Mercenario Bocazas se pase al mundo del PG-13.

El director de Deadpool 2 David Leitch ya lo dejó caer hace unos días, pero ahora llegan noticias de que Disney se está planteando realmente con qué clasificación por edades trabajar en la franquicia.

Fuentes indican que hay debates sobre si Deadpool puede pasar sin resentirse de películas propias clasificadas R a películas PG-13 ambientadas en el UCM.

En otras palabras, Disney estaría intentando ver si la franquicia puede ser un éxito si se adapta al estilo y el tono más amigables y familiares del Universo Cinematográfico de Marvel, o si por contra es inevitable mantenerla en un universo aparte con su clasificación R.