Cobie Smulders repitió su papel de Maria Hill en Spider-Man: Lejos de Casa, aunque lo cierto es que pudimos ver cierto cambio en su actitud y su forma de ser con respecto a lo que conocíamos de apariciones previas.

Aunque muchos fans han especulado con que la razón de ese cambio podría ser la segunda escena post-créditos de la película, en realidad Smulders ha revelado que se debe a haber pasado por el trauma del chasquido de Thanos. En el proceso, la actriz revela varios momentos inéditos que rodaron para la película pero que no pasaron el corte.

Cuando estaba rodando esta película, me gustaba jugar con la idea de que ella acababa de superarlo. Estaba muy cansada, y acababa de regresar de ese problema a una montaña de papeles en su escritorio. Tiene mucho con lo que ponerse al día, y tiene que descubrir quién es Mysterio e intentar convencer a ese chico para que se una. Hubo algunas otras escenas que fueron cortadas en las que salíamos Sam y yo conduciendo por la carretera de un desierto, yendo hacia donde visteis aparecer el primer monstruo de tierra.

Así que quizás hubo algunas escenas que rodé que no entraron en la versión final en las que hablaba más sobre eso. De hecho estaba emocionada porque una vez que pasas por el chasquido, ¿qué más hay? ¿Qué más te preocupa? Ya has muerto. Así que fue muy divertido interpretar a alguien que no se preocupa demasiado. ‘De acuerdo, supongo que iremos tras esos elementales’. De hecho, me pareció que era lo de más personalidad que he podido mostrar de ella.