Tobe Hooper casi hizo una película de terror de Spiderman en 1985

0
333

Después de pagar 22,5 millones de dólares en 1985 por una opción de cinco años sobre Spiderman, el estudio Cannon Films (conocido principalmente por sus producciones de serie B) se puso manos a la obra y decidió seguir una ruta similar a la de La Mosca de David Cronenberg.

Dirigida por Tobe Hooper (La Matanza de Texas) y escrita por Leslie Stevens (Más Allá del Límite), su idea para la franquicia se alejaba bastante del material fuente de los cómics.

En lugar de ser picado por una araña radioactiva, Peter Parker era bombardeado deliberadamente con radiación por un científico corporativo, llamado Doctor Zork, que le transformaba al fotógrafo (no estudiante ni periodista) en un híbrido arácnido gigante de ocho brazos, tan monstruoso que rápidamente se volvía un suicida. Este hombre araña es animado a liderar la raza de mutantes del científico, pero lo rechaza y en lugar de eso lucha contra las creaciones.

Obviamente, Stan Lee no estaba para nada contento con la idea y les convenció para que la descartaran.