El productor de Venom Avi Arad, que ya llevó por primera vez al villano de Marvel Comics a la gran pantalla en Spiderman 3 en 2007, ha aceptado la culpa por forzar al director Sam Raimi a incluir al personaje en la película.

Durante una entrevista para Screen Rant, Arad dijo:

Creo que aprendimos que Veneno no es una atracción secundaria. Con toda legitimidad, asumiré toda la culpa de lo que solía decir Sam Raimi en todas esas entrevistas sintiéndose culpable porque le forcé a hacerlo. ¿Y sabes lo que aprendí? No fuerces a nadie a hacer nada. Por tanto, en el fondo Sam no estaba interesado en hacer a Veneno como queríamos nosotros. Cómo tratamos con Veneno, y Marvel es todo metáfora.