Aunque, en general, todo el mundo que ha trabajado con Marvel Studios está muy contento, hay algunos directores que han dejado bien claro que no volverían a trabajar nunca con el estudio.

Uno de ellos es Alan Taylor, que dirigió Thor El Mundo Oscuro, que en una entrevista con motivo del estreno de Terminator: Génesis, ha comparado su experiencia en ambas películas de forma no muy positiva.

Fueron muy diferentes. He hecho dos y he aprendido que no haces una película de 170 millones de dólares sin el dinero de alguien más y no tener que colaborar mucho. La experiencia Marvel fue particularmente torturadora porque me dieron libertad absoluta mientras estábamos rodando, y después en post se convirtió en una película diferente. Así que es algo que espero no volver a repetir nunca y no se lo deseo a nadie.