Aprovechando la promoción de Cabin in the Woods, Joss Whedon ha vuelto a hablar de Los Vengadores. Esta vez os dejamos un vídeo en el que comenta que el ambiente en el set de rodaje, a pesar de ser un cúmulo de estrellas de cine, estaba libre de egos.

Por otro lado, tenemos más declaraciones del director y guionista de la película para Total Film, esta vez hablando de que en un principio buscó contar la historia desde la perspectiva de una sola persona, el recién descongelado Capitán América.

Ese era el plan. Pero en la versión final probablemente no sea así. Había material del Capi que corté. Aunque está en conexión con el público por estar en este mundo que es extraño para él, así que es una figura identificativa.

Mediante esta entrevista, descubrimos también que el clímax que Whedon presentó para le película era tan grande que no había dinero ni tiempo suficiente para llevarlo a cabo.

Pero es exactamente lo que rodamos. El tamaño es muy grande. Es justo lo que parece. Encuentro las películas de superhéroes un poco demasiado pulcras. Y cuando tienes a los héroes más poderosos de la Tierra, como Thor, ya sabes Thor, tienes que ponerlos en una situación que les haga sentir como que no tienen posibilidades. El clímax de esta película no es uno de esos de los que dices, ‘Oh sí, ahí están los Vengadores, bien por ellos, adiós’. Aquí cuando todo esto llega, llega con fuerza.

A continuación, Whedon habló sobre una posible secuela, revelando que esencialmente evitaría el síndrome de Iron Man 2, donde la historia se redujo a una serie de enlaces de secuela.

Tenemos un enlace con un problema mayor que el que se resuelve en esta película. Pero soy un gran creyente de la idea de que si haces la primera para que sea la primera, entonces ya has fallado. Por mucho que queramos servir a la idea de una franquicia cinematográfica, quiero que esto sea satisfactorio como experiencia individual. No quiero que la gente salga diciendo, ‘¿Cuándo será la siguiente parte?’. Quiero que la gente diga, ‘Oh, quiero volverla a ver’.