Visto el éxito de la película y las declaraciones llevadas a cabo por el director de X-Men: Primera Generación, Matthew Vaughn, en las que exponía varias ideas para una posible secuela, como la de Magneto asesinando a JFK, no cabe duda de que hay muchas posibilidades de que acabemos viendo en un futuro una segunda parte. Además, si habéis visto la película, sabréis que el final (del que no voy a hablar para no desvelar cosas) deja las puertas abiertas para una posible continuación.


El caso es que en una entrevista para 24 Frames, el productor de Primera Generación y director de las dos primeras películas de la franquicia mutante, Bryan Singer, echa más leña al fuego, e incluso aporta sus propias ideas.

No sé si todas las películas tienen que ser una lección de historia. Pero hay mucha historia que cubrir. Si hacemos una secuela de esta, podría abarcar cualquier evento del siglo XX. Cuando tuvo lugar Primera Generación, Kennedy aún no había asesinado y la Guerra de Vietnam aún no había tenido lugar.

Lo que es realmente interesante de la ambientación de los años 60 es el movimiento de los derechos civiles.

El tema de los Derechos Civiles es realmente interesante, y más teniendo en cuenta los paralelismos que podría tener con el problema de los mutantes. De hecho, muchos fans pensaban que sería un tema que se tocaría en la película, pero finalmente no ha sido así.

A pesar de todo esto, y de las ganas de hacer una secuela, Singer es consciente de los peligros que acarrea sobrecargar una franquicia. Ya ocurrió con la tercera entrega de X-Men, La Decisión Final, en la que al principio estuvo involucrado, y con X-Men Orígenes: Lobezno, con la que no tuvo nada que ver.

En La Decisión Final funcionaron algunas cosas, pero no esto y seguro de que funcionara todo.

Lobezno contó una historia, pero nunca tuve la sensación de que fuera una historia esencial o interesante.

No necesitas machacar a la gente con superhéroes en cada película o cada escena. Pero tenerlos en el centro de los conflictos es lo que creo que hace que todo funcione.