Todas las noticias del Universo Marvel

El pre-estreno del musical de Spider-Man fue un completo desastre

El pasado martes se llevó a cabo una representación de prueba con público de Spider-Man: Turn Off the Dark, y según parece fue visualmente impactante, pero no para bien. El “espectáculo” fue un despropósito de cuatro horas en el que hubo que parar repetidamente debido a que el equipamiento se caía de las vigas del techo y los actores se quedaban colgados en el aire.

Durante la actuación, hubo un gran número de paradas no planeadas y algunos de los 1.800 espectadores incluso se fueron. Toda la actuación duró 3 horas y 40 minutos y, aunque muchos elogiaron las fantásticas secuencias aéreas, fue durante esas secuencias cuando las cosas comenzaron a deshacerse, literalmente. Collider ha recopilado algunas opiniones de fans y críticos, y lo que pongo a continuación son algunas de sus reacciones, la mayoría negativas.

Lo odié. El espectáculo fue horrible. Todos los villanos se veían horribles. Todo ese rollo de amor con Arachne  no tuvo sentido en absoluto. También tuvieron a cuatro niños en el primer acto hablando básicamente sobre qué estaba pasando y, de algún modo, en el acto 2 acabaron estando en la historia. Es una porquería total. También hubo en el espectáculo una canción hecha por U2. Arachne también canta una canción sobre sus zapatos. Espantoso. Simplemente espantoso.

Ok, no tengo ni idea de lo que acabo de ser testigo. Fue un desorden totalmente incoherente. Parece que Taymor se ha envuelto tanto en el simbolismo y los FX que se olvidó de incluir la historia. Innovador a veces, pero siempre sin alma. Escribiré más después, pero ahora necesito beber algo para aclarar mi cabeza.

El espectáculo se paró 5-6 veces. Durante una de esas veces en el segundo acto, una mujer del público gritó (al menos creo que así fue): ‘¡No sé si los demás también, pero me siento como un cerdo de Guinea y quiero que me devuelvan mi dinero! ¡Nos lo deberían devolver a todos!’. El público la abucheó. Otra de las veces que se paró el espectáculo fue al final del primer acto y el intérprete de Spider-Man estaba sobre el público. Atrapado. Los tramoyistas salieron al escenario y lo balancearon por encima de la orquesta para intentar alcanzarlo. Lo hicieron a la tercera. El público se rió.

El decorado, los disfraces, la iluminación y el sonido serán nominados para los Tonys. El decorado y los disfraces son un caballo ganador. Las secuencias de vuelo son increíbles, pero incluso después de que solucionen todos los problemas, sentí que definitivamente pararán la historia y el espectáculo morirá. Veremos.

Oh. Complot. Bien. Se supone que esto estaba ahí pero sólo Julie Taymor podría entenderlo porque lo escribió en su idioma alienígena en su planeta alienígena. El primer acto fue incomprensible. El segundo acto fue bizarro. Estaba completamente perdido. Se supone que el espectáculo tiene que tener significado, ¿no?.

Un periodista del New York Post afirmó que hubo espectadores que se tuvieron que apartar para que no les cayera equipo encima, se lanzaron cuerdas del escenario al público y se cayeron piezas del decorado. Según él, ni siquiera Spider-Man puede evitar el desastre.

De todos modos, dejando a un lado todo este tipo de problemas fruto de una sesión de prueba y de la falta de ensayos, no se puede pasar por alto el hecho de que la historia y el tono fueron, según los asistentes, horribles. Esperemos que la cosa cambie y que el espectáculo final esté a la altura que el personaje se merece.