Antes de Civil War, la historia para Capitán América 3 era otra. Fue Kevin Feige el que dijo de cambiarla

Póster Mondo de Capitán América: Civil War
Escucha este artículo

En una entrevista con el podcast The Town, el productor Marvel Studios Nate Moore habló sobre el desarrollo de la tercera película de Capitán América y cómo casi fue algo totalmente diferente a una adaptación de los cómics de Civil War

Moore reveló que, originalmente, el equipo había estado desarrollando una versión de Capitán América 3 que se habría construido en torno a la Bomba Loca, que es un dispositivo que se activa y hace que las personas normales comiencen a pelear entre sí.

Así que estábamos desarrollando Capitán América 3 y lo estábamos haciendo muy bien. El Soldado de Invierno funcionó, la gente volvió, estaba interesada y estábamos hablando de una película, y sabíamos que teníamos que resolver, obviamente, la historia del Soldado de Invierno. Queríamos que el Capi y Bucky finalmente se reunieran. Y la trama que nosotros… Y sabíamos que queríamos usar a Zemo. Qué gran personaje. Ya sabes, obviamente es un villano clásico del Capi. Y estábamos construyendo la película en torno a un macGuffin, alrededor de la Bomba Loca, que la Bomba Loca explota y hace que las personas normales comiencen a pelear entre sí. Honestamente, es un poco similar a lo que creo que hicieron en Kingsman.

La Bomba Loca apareció por primera vez en Captain America Nº 193 de 1975, y era un dispositivo que venía en diferentes tamaños que, cuando se activaba, hacía que todos en un área determinada sucumbieran a un ataque de ira inducido sobrenaturalmente.

Mientras que Moore y el equipo pensaban que iba bien, el presidente de Marvel Studios, Kevin Feige, pensó que esta historia de la Bomba Loca no era lo suficientemente grande y, por lo tanto, abrió un nuevo camino para la película.

Y era genial, estaba fundamentado, era político, y lo que sea, y Feige dijo: ‘Esa no es una idea lo suficientemente grande, muchachos’. Y nosotros pensamos: ‘Escribamos un borrador, te lo demostraremos’. Feige contestó: ‘Está bien, probadlo’. Mientras terminamos, me llevó a su oficina y me dijo: ‘¿Sabes?, creo que deberíamos intentar hacer Civil War’. Y yo dije, ‘Kevin, no tenemos ni la mitad de las cosas que hay en Civil War. No tenemos a los Nuevos Guerreros, no tenemos… Estas son todas las razones por las que no podemos hacerlo’. Y él dijo: ‘Ve a casa, léelo, hablemos de eso’. Así que me fui a casa ese noche. Lo volví a leer, porque lo había leído antes y dije: ‘Sí, mira, no tenemos la prisión de la Zona Negativa’. Había muchas cosas que no teníamos.

A pesar de no tener los muchos elementos enumerados por Moore, Feige todavía tenía mucha confianza en la adaptación de Civil War, así que fue a la sala de guionistas y le comunicó a todo el mundo que iban a hacer Civil War.

Y él dijo, ‘Está bien, está bien’. Así que fui a la sala de guionistas con Markus, McFeely, Joe y Anthony, y Kevin asomó la cabeza y dijo: ‘Entonces, parad lo de la Bomba Loca, muchachos, vais a hacer Civil War’. Y yo dije, ‘Ah, joder’. Y Joe estaba como, ‘Sí. ¿Civil War? Impresionante’. Y luego tuvimos que descubrir cómo hacer Civil War. Pero él dijo: ‘No había una idea lo suficientemente grande que entusiasmara al público y lo hicimos’. Mira, fue aterrador y cuando estás tirando todo y comenzando de nuevo, siempre es un poco extraño, pero tenía razón. Él estaba en lo correcto. Todavía pudimos pagar la historia de Bucky. Todavía descubrimos cómo usar Zemo. Pero el concepto central de la película era algo hacia lo que el público gravitaba y así lo hicieron.