Andrew Garfield habla sobre cómo se sintió al no poder hacer The Amazing Spider-Man 3

The Amazing Spider-Man 2: El Poder de Electro
Escucha este artículo

En una entrevista con GQ, Andrew Garfield comentó cómo se sintió cuando Sony decidió abandonar The Amazing Spider-Man 3 y truncar así su viaje como cabeza de red.

Garfield admitió que hubo una sensación insatisfacción, algo que tuvo que trabajar para resolver por sí mismo.

No sé si tenía la expectativa de hacer más. Estaba muy abierto a que fuera lo que fuera que debía ser. Pero hubo una insatisfacción. Como, ‘¿De qué trataba esa experiencia? ¿Y cómo cierro ese círculo en mi sala de estar por mi cuenta?’. Y estaba haciendo eso, y luego era como ese clásico, cuando estás superando una relación, y estás empezando a sentirte realmente libre y sin ataduras, y la persona sabe llamar una hora después de la primera buena noche de sueño que tienes.

El actor compartió que ser parte de Spider-Man: No Way Home fue realmente hermoso, y desde luego ayudó que la presión estuviese toda sobre los hombros de Tom Holland.

Pero hacer No Way Home fue realmente hermoso. Pude tratarlo como un cortometraje sobre Spider-Man con amigos. No tuve presión. Estaba todo sobre los hombros de Tom. Como si fuera su trilogía. Y yo y Tobey estábamos allí para brindar apoyo y pasar el mejor momento posible, en realidad, y ser lo más inventivos, imaginativos y un poco tontos posible. Ya sabes, entre los tres, yo pensaba, ‘Oh mierda, esto va a ser interesante. Tienes tres personas que se sienten realmente dueñas de este personaje’. Pero creo que realmente fue como la hermandad primero, y creo que eso se refleja en lo que rodamos.

Garfield señaló entonces las diferencias entre liderar toda una franquicia cargando él solo con las películas de Spider-Man, mientras que Tom Holland tiene todo el apoyo de la gran maquinaria de Marvel detrás.

Fue un trabajo muy diferente para cada uno. Tom Holland todavía tiene que hacer estas películas, pero son parte de la maquinaria más grande de Marvel, lo que significa que, en algún nivel, son demasiado grandes para fallar. Yo entré allí, después de Tobey Maguire, y tuve que hacer una película de Spider-Man por mí mismo. Sin garantía de que volvería a hacerlo.

El actor continuó diciendo que liderar la franquicia fue demasiado para asumir, y que al final estaría contento si se dedicase solo al teatro el resto de su vida.

Sin embargo, todavía soy joven. Siento eso sobre mí mismo como un joven de 26 años. Pienso, ‘Joder, eso era mucho que asumir. Era una tonelada de mierda para asumir’. Y quería hacerlo. Estaba listo. Estaba preparado. No se sintió pesado. Pero creo que hubo elementos que se sintieron muy… Sentí que había peligro para mí, en términos de fama y exposición. Incluso cuando acepté The Amazing Spider-Man, pensé, ‘Quiero asegurarme de poder hacer Ángeles en América y Muerte de un Viajante dentro de unos años. Primero quiero ser actor de teatro, porque eso siempre es perenne’. Puedo hacer teatro por el resto de mi vida para un público de 50 personas por noche, y sé que mi vida va a ser satisfactoria. Eso no es que yo esté siendo simplista, realmente lo sé. Si todo lo demás se derrumbara, si no fuese capaz de comer aquí, alquilaría un apartamento en Londres y podría hacer teatro.