Kevin Feige está tan ocupado con parte del UCM, que ya no se involucra en todo

1532
Kevin Feige
Escucha este artículo

El supervisor de producción de efectos visuales de Eternals, Stephane Ceretti, habló en una entrevista reciente sobre lo ocupado que está el presidente de Marvel Studios, Kevin Feige, con el Universo Cinematográfico de Marvel.

Echando un poco la vista atrás para comparar cómo han cambiado las cosas a lo largo de los años con el proceso de creación de películas del UCM, Ceretti compartió información sobre algunas de las cosas que Feige ya no puede hacer con cada proyecto individual. Mientras mencionaba cómo la también presidenta de Marvel Studios, Victoria Alonso, todavía está involucrada en reuniones y lecturas, el artista de VFX señaló que Feige no se involucra tanto en la gestión de efectos visuales ya que está muy ocupado con la historia y el desarrollo de los títulos de Marvel Studios.

Es mucha gente ahora, pero así es divertido y loco al mismo tiempo, es súper emocionante porque realmente somos parte del proceso, realmente parte del proceso. Es un poco diferente ahora porque el estudio es más grande, y tal vez tenemos un poco menos de acceso a las personas a las que solíamos tener acceso todo el tiempo. Victoria siempre está ahí, por lo que siempre está en las reuniones, en todas las lecturas que estamos haciendo. Kevin un poco menos ahora porque está muy ocupado con la historia y todo eso, pero solía venir a todas las lecturas de VFX con nosotros, lo cual era genial, realmente genial.

Ceretti reveló también un poco sobre el proceso, en el que ninguna idea se considera demasiado difícil o loca, incluso aunque surja en el último minuto. Pasando por una intensa preparación y utilizando un proceso muy fluido, el supervisor de VFX dijo que no había forma de descartar una buena idea si surge.

Así que era un grupo muy pequeño de personas locas, y estábamos haciendo la película juntos, lo cual es muy interesante. Pero es una locura, porque todo vale. Si hay una buena idea, por difícil que sea y en el último minuto si es una buena idea, tendrá que hacerse. Así que es un proceso muy fluido. Hacemos la película tres veces. Lo hacemos en preparación, lo hacemos durante el rodaje y lo hacemos en post, y son personas intrépidas, personas absolutamente intrépidas. Es muy exigente para nosotros, obviamente, pero también, no puedes descartar una buena idea, es simplemente imposible.