Vengadores: Endgame. Los directores admiten que mermaba su salud

0
344
Póster de Vengadores: Endgame

Un extracto del libro The Story of Marvel Studios: The Making of the Marvel Cinematic Universe detalla los inmensos desafíos a los que se enfrentaron los directores Joe y Anthony Russo al hacer Avengers: Endgame para Marvel Studios.

Entrando en detalle, Anthony Ruso habló específicamente sobre cuántas noches pasaron él y su hermano sin dormir para completar la película a tiempo. El extracto explica que los hermanos Russo pasaban sus días alternando entre el trabajo en Avengers: Infinity War y Avengers: Endgame, recorriendo el set entre hasta cinco unidades de rodaje diferentes para supervisar el trabajo que se estaba realizando. El dúo de directores pasó la mayor parte de un año trabajando sin parar de esta manera en las dos películas de los Vengadores.

Sabiendo ya cómo trabajaba Marvel Studios después de llevar años colaborando con el estudio, Anthony explica que la vida se vuelve muy estricta cuando se pone en marcha la máquina y se entra en producción. Lo describió como algo que simplemente funcionaba sin signos de desaceleración.

Para combatir el cansancio mental, los hermanos tenían pesas y máquinas de hacer ejercicio en la sala de reuniones principal de la producción en Atlanta. Durante las reuniones, se aseguraban de moverse cada media hora y comenzaron a tomar infusiones de vitaminas para mantenerse lo más saludables posible.

Anthony reveló que la única forma en que su hermano Joe y él pudieron mantener el ritmo, además de todo eso, fue renunciando a dormir en innumerables ocasiones. Trabajar desde muy temprano por la mañana y hasta muy tarde por la noche simplemente se convirtió en la norma, ya que el dúo de directores dio todo lo que tenían para hacer la película que tanto Marvel como sus fans querían.

Todo lo que se puede hacer, si estás tratando de dirigir esa máquina, es mantenerte a la vanguardia. La única forma de adelantarse es si no duermes. Te levantas por la mañana, te adelantas a eso. Te vas a la cama muy tarde por la noche y tratas de adelantarte a eso. Y eso es todo en lo que se convierte. Lo estás haciendo durante tanto tiempo que el tiempo simplemente desaparece.

Al final, Anthony admitió que esas muchas noches de insomnio en los directores tuvieron gran impacto en su salud cuando finalmente salió Vengadores: Endgame. Los dos directores sintieron la necesidad de estar en óptimas condiciones físicas debido a los intensos rigores de dirigir la película más grande de Marvel Studios hasta la fecha, y claramente dejó su huella cuando se llegó al final.

De hecho, tuvo un gran impacto en nuestra salud. Esa es una de las razones del equipo de ejercicio. Porque tenía este sentimiento de ‘Mierda, hombre, tenemos que estar en la mejor forma de toda nuestra vida porque solo vamos a ir cuesta abajo duramente desde aquí’.