[Crítica] La Muerte del Capitán América

0
331
Tomo Panini Integral La Muerte del Capitán América

La Muerte del Capitán América. Contiene Civil War: The Confession y Captain America Vol. 5 Nº 25-42 USA. Publicado en España en formato tomo integral por la editorial Panini Comics.

Una muy buena historia del Capi, sin el Capi

Con tan llamativo título, La Muerte del Capitán América, un guionista como Ed Brubaker y grandes dibujantes como Steve Epting, esperas que este cómic sea épico. Esperas que te deje huella. Esperas recordarlo durante años y que te valga para entender todo lo que pasa antes y después. Y casi lo consigue.

Después de la tan famosa Civil War, el Universo Marvel tomó nuevos caminos. Tony Stark controlaba S.H.I.E.L.D. y el Capitán América, defensor de la libertad, ya no era tan libre. Los súpers se habían enfrentado entre ellos y eso había hecho mella en la población.

En ese contexto es donde se enmarca esta historia en la que el Capi es el protagonista. Pero el héroe no está físicamente presente en la mayor parte de ella. Y eso tiene mucho mérito, demostrando la importancia vital del personaje en todo Marvel. El Capi muere, y este hecho provoca una oleada de reacciones que no dejará indiferente a nadie y que hará resurgir viejos traumas.

La trama es buena, como casi todo lo que ha hecho Brubaker, manteniendo al lector enganchado tras cada página. Sorprende en muchos momentos, pero al final no deja de ser algo previsible. ¿Steve Rogers muere realmente? ¿Quién lo mata? ¿Quién ocupa su puesto?

No solo del Capi vive el Capi

Al ser una historia del Capitán América esperas a «su gente», tanto amigos como villanos, y en eso La Muerte del Capitán América no defrauda. Están la mayoría de los personajes que le han acompañado durante tantos años, y eso mola mucho porque cada uno cumple con su papel de manera sobresaliente.

Por supuesto destaca Bucky, del que entenderemos todo lo que viene después, y se ponen las bases para el futuro de Halcón (futuro actual, ya que se vislumbra que un día pueda sucederle). Cráneo Rojo (Red Skull) también tenía que estar, porque no puedes matar a Steve Rogers y que el cabeza roja no aparezca.

El dibujo es muy bueno. Steve Epting conoce a la perfección el «Universo Capi» y lo representa de la mejor forma. Los colores son perfectos, porque es una historia de acción con intriga, oscura, casi detectivesca, que requiere esos tonos y esas formas. Hay algunas páginas en las que parece que los personajes están sacados de una peli de vaqueros, y en esa parte el dibujo chirría un poco, pero en general es soberbio.

A modo de conclusión, podemos decir que es un tomo muy entretenido. Lo es tanto para fans del Capitán América como de Marvel en general. Tiene mucha acción y una historia (con reminiscencias del pasado) interesante. Provoca querer saber más del Soldado de Invierno, de Cráneo Rojo y otros personajes, cumpliendo así su cometido de abrir nuevas vías. Además remarca la importancia que tuvo, tiene y tendrá el Capitán América para los norteamericanos. Brubaker y Epting marcaron un antes y un después en la historia del personaje.