Una de las polémicas que rodeó al lanzamiento de Venom fue su clasificación por edades. Muchos asumieron que la naturaleza del personaje exigía una película clasificada R, pero desde Sony Pictures optaron por una clasificación PG-13 que, además de haber sido bien ejecutada y llevada al límite, demostró ser una jugada acertada a tenor de la recaudación conseguida.

Ahora, con la llegada de Venom 2 el próximo octubre, muchos empiezan a preguntarse ya si la incorporación de un personaje tan sanguinario y macabro como Matanza (Carnage) obligará a un cambio en la clasificación por edades. Pues bien, el productor Avi Arad ha querido zanjar el asunto explicando por qué quieren que siga siendo PG-13.

Cuando escuchas Matanza lo único en lo que puedes pensar es en R. Pero, si conoces su historia, si conoces realmente los cómics, aquí no hay nada R. Es un alma torturada. No es sobre lo que hace, porque nunca tenemos que mostrar un cuchillo yendo de aquí a aquí, y la sangre saliendo a borbotones. Lo que tienes que mostrar es, ¿cuál es su motivación?. ¿Nació así o es alguien por el que deberíamos sentir algo?. Porque si tienes éxito haciendo un villano por el que podamos sentir algo, premio.