Parece que, pese a que el reciente rumor de que Ewan McGregor dejaba la serie de Obi-Wan Kenobi era falso, las cosas no pintan bien para el proyecto a corto plazo. Ahora afirman que, aunque la serie no ha sido cancelada, ha sido retrasada de forma indefinida.

Dos fuentes independientes con conocimiento de la situación afirman que el proyecto ha sido detenido y que el equipo que se había formado para trabajar en los Estudios Pinewood de Londres ha sido enviado a casa. No han dado fechas, pero le han dicho al equipo que es de forma indefinida.

Aparentemente, solo se habría escrito dos guiones y la presidenta de Lucasfilm y productora de la serie Kathleen Kennedy no estaría muy contenta con ellos. Hay rumores que dicen que los guiones ya escritos se parecen mucho a The Mandalorian, con Obi-Wan haciendo de protector de un joven Luke Skywalker y posiblemente de una joven Leia Organa.

Fuentes afirman que lo que pasará ahora es que buscarán un reemplazo para el guionista Hoessein Amin y se hará una reescritura de los guiones para intentar tenerlos listos para el verano. También afirman que la serie iba a tener seis episodios, pero que la duración ha sido reducida a cuatro. Kennedy querría atajar el problema antes de comenzar la producción, evitando así que ocurran cosas como lo que sucedió con Rogue One: Una Historia de Star Wars, Han Solo: Una Historia de Star Wars o Star Wars: El Ascenso de Skywalker.

A pesar del contratiempo, se dice que la directora Deborah Chow y el actor Ewan McGregor siguen totalmente ligados al proyecto.