Hubo un tiempo en el que Josh Trank, tras dirigir Chronicle en 2013, se convirtió en uno de los directores jóvenes más deseados de Hollywood. Estuvo a punto de encargarse de una película de Star Wars protagonizada por Boba Fett, estuvo en la lista de favoritos de Sony Pictures para Venom y firmó para una adaptación del exitoso videojuego Shadow of the Colossus.

Sin embargo, antes de todo eso dirigió Cuatro Fantásticos, una película vapuleada por crítica y fans que fue un auténtico desastre en taquilla. Esto, sumado a informes de un Trank problemático y errático en el set, propició que todos los grandes planes desaparecieron del mapa. Aunque por un lado se apuntó a Trank como responsable, el director intentó defenderse afirmando que Fox no le dejó hacer su película, y que la versión que llegó a los cines dista mucho de la visión del director.

Ahora, cuatro años después y con su carrera redirigida en otra dirección, Trank ha echado la vista atrás para publicar una auto-crítica de su película.

Cuatro Fantásticos… Uh.

Vale, en primer lugar, pensé que sería GENIAL si buscase Cuatro Fantásticos 2015 y la mierda ni siquiera estuviese aquí. Sinceramente deseaba que no estuviese. Pero estaba. Y aquí estoy yo. De todas formas. Por dónde empezar…

La película ESTÁ BIEN.

Esperaba que fuese mucho peor de lo que fue. Literalmente no la he visto desde dos semanas antes de que saliese, y yo estaba en un estado mental jodidamente traumatizado. ¿Por qué? Eh, lo dejamos para otra ocasión.

En cualquier caso, crítica de la película:

Gran reparto.

Todo el mundo en la película es un gran actor, y en general hay una película ahí, en alguna parte. Y ese reparto se merece estar en ESA película. Todo el mundo que trabajó en Cuatro Fantásticos claramente quería hacer ESA película. Pero… al final… no fue así.

¿Hice yo esa película en la que se merecían estar?

¿Siendo honesto?

No lo puedo decir.

Lo que puedo decir es que hay DOS películas diferentes en una película compitiendo por ser esa película.

¿Hay un #releasethetrankcut?

No importa.

No soy Zack Snyder.

Zack Snyder es un director con historia, icónico y legendario que ha estado saliéndose desde que yo estaba en el instituto.

¿Yo? ¿Entonces?

Yo tenía 29 años, estaba haciendo mi segunda película, en una situación más complicada que cualquier director debería haber tenido en su segunda vez.

Dicho esto… No me arrepiento de nada.

Es una parte de mí.

Y solo espero que Peyton Reed haga la siguiente Cuatro Fantásticos y lo clave. Y que yo tenga un cameo.

En cualquier caso, eso es todo.

Cuatro Fantásticos.