Destin Daniel Crettin será el encargado de dirigir Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings, la primera película individual del UCM en introducir a un superhéroe nuevo desde Capitana Marvel.

Para Crettin, conseguir el trabajo de dirigir esta película de Marvel es más o menos un sueño hecho realidad.

No pensaba que fuese a conseguirlo, así que eso ayuda a no estar muy asustado. El proceso de hacer tu propuesta es como en cualquier otra. Simplemente vas y hablas con el corazón, y hablas de lo que sientes que es importante, y lo que te encantaría hacer. Y si responden a eso, entonces va a haber una buena relación. Si no responden a eso, no consigues el trabajo, y probablemente es bueno que no consigas ese trabajo.

Me llamaron por teléfono y me dijeron que había conseguido el trabajo. Estaba maravillado porque podría tener a un superhéroe que se pareciese a mí, en lugar de elegir a los superhéroes que solo podía imaginar que eran como yo, bajo la máscara. Me gustaba realmente Spiderman, o incluso el Increíble Hulk, porque podía ponerme a mí mismo bajo la máscara de Spiderman, como Hulk, porque cuando él es Hulk, en realidad no es de ninguna etnia específica. Así que será bueno dar esto a alguien que al menos pueda decir, ‘Oh, se parece a mí’.

Crettin todavía está echando a andar junto a Marvel Studios mientras se prepara para comenzar la producción en Australia, pero ya puede decir que ha tenido experiencias positivas con el equipo.

Todos son muy acogedores ahí. Es una familia realmente acogedora. Así que hubo muchos abrazos, y después dijeron, ‘Pongámonos a trabajar’.

La primera acción de Crettin fue seleccionar a Bill Pope como director de fotografía para la película. Entre los créditos de Pope encontramos The Matrix.

Tiene un estilo realmente bello, que es natural y terrenal, pero también intenso, en el mejor sentido. Y cualquiera que pueda rodar The Matrix probablemente va a hacerlo genial con esta.