El próximo diciembre la franquicia Star Wars verá el final de la Saga Skywalker con el estreno de El Ascenso de Skywalker. A lo largo de nueve películas, la saga ha contado con cinco directores diferentes. George Lucas, su creador, dirigió cuatro de ellas, y J.J. Abrams dos. Sin embargo, parece que tanto Lucas como el productor Gary Kurtz querían a un director diferente para cada película de Star Wars.

Recientemente, el manager artístico Phil Szostak compartió un fragmento extraído del libro Once Upon a Galaxy, una especie de diario de desarrollo de Star Wars. El fragmento compartido por Szostak incluye una cita de Kurtz en la que explica la meta de tener múltiples estilos y visiones diferentes en la franquicia.

El problema que te encuentras cuando haces una secuela de una película de mucho éxito es que hay directores que se alejan del proyecto por temor a verse eclipsados por la reputación de la primera película. George Lucas y yo entrevistamos a varios directores, y uno dijo: ‘No siento que fuese bueno para mi carrera ahora hacer algo que es en cierto sentido una secuela del trabajo de otro’. Pero ni George ni yo veíamos Imperio como ese tipo de proyecto. En términos de una saga de historias interrelacionadas siempre quisimos que cada película fuese dirigida por una persona diferente, para añadir un estilo ligeramente diferente o centrarnos en el desarrollo general, así que cuando al final las viésemos en un grupo uno pudiese ver cómo influyeron los estilos fílmicos individuales en el desarrollo de los personajes.