Hubo un tiempo en el que Marvel Studios estaba bajo la supervisión de Marvel Entertainment y su polémico CEO Isaac Perlmutter. Eso cambió cuando el CEO de Disney Bob Iger tomó la decisión de separar ambas divisiones, y al Universo Cinematográfico de Marvel parece haberle ido bastante bien.

Ahora, gracias a las memorias de Iger conocemos otro de los problemas que hubo con Perlmutter a la hora de poner en marcha ciertos proyectos protagonizados por personajes más diversos. Iger revela que Kevin Feige apoyó desde el comienzo hacer Black Panther, un proyecto al que el jefe de Disney quiso dar prioridad después de leer los cómics de Ta-Nehisi Coates. Sin embargo, cierto directivo de Marvel estaba en contra porque decía que las películas protagonizadas por actores negros siempre tenían malos resultados de taquilla en el mercado internacional.

Llevo en el negocio el tiempo suficiente como para haber escuchado todo tipo de argumento anticuado, y he aprendido que los argumentos anticuados son solo eso: antiguos, desfasados con dónde está el mundo y dónde debería estar.

Tuvimos la oportunidad de hacer una gran película y mostrar un segmento de Estados Unidos sin representación, y esas metas no era mutuamente excluyentes. Llamé a Ike y le dije que le dijese a su equipo que parasen de poner problemas y ordené que pusiesen tanto Black Panther como Capitana Marvel en producción.