Se supone que Spider-Man 4 iba a llegar a los cines en 2011, y en ella el Peter Parker de Tobey Maguire se iba a enfrentar al Buitre (Vulture). El proyecto se descartó por una serie de razones, y Sony Pictures decidió reiniciar la franquicia con Andrew Garfield al frente.

Ahora, el director Sam Raimi ha expresado su arrepentimiento por el hecho de que la cuarta entrega de su franquicia nunca llegase a hacerse.

Pienso en ello todo el tiempo. Es difícil no hacerlo, porque cada verano sale otra película de Spiderman. Así que cuando tienes una que no ha salido, no puedes ayudar pero piensas en lo que podría haber sido. Pero intento centrarme en lo que será, y no mirar al pasado.