Al final de Spider-Man: Homecoming, Liz Allen (o Liz Toomes) dejó Nueva York con su madre después de que Spiderman acabase con su padre, el Buitre (Vulture). No hubo ni rastro de la familia en Spider-Man: Lejos de Casa, pero con el regreso del Buitre siempre en el aire, quizás Liz también tenga algo que ver en el futuro de la franquicia.

En una entrevista reciente, el director de ambas películas, Jon Watts, confirmó que han considerado el regreso del personaje.

Oh sí. Quiero decir, sí, hemos hablado un poco sobre ello. Quiero decir, es algo que me encantaría explorar en futuras películas.

Aunque Watts no reveló sí Liz estuvo entre aquellos que fueron convertidos en polvo por el chasquido de Thanos en Vengadores: Infinity War, parece que es algo que el director ya ha considerado.

Ella era cinco años más mayor que el resto cuando rodamos la película, así que ahora puede ser ella misma. Ahora puede interpretar con su edad real.