Aunque X-Men: Fénix Oscura ya está en los cines, la película tuvo un largo y duro camino hasta llegar a este punto, incluyendo un par de retrasos en su fecha de estreno de los cuales James Cameron podría haber sido parcialmente responsable.

Según informan, un directivo anónimo de 20th Century Fox culpa de parte de los retrasos de X-Men: Fénix Oscura al director y productor James Cameron. Aparentemente, Cameron quería una fecha específica para el estreno de Alita: Ángel de Combate, lo que requería un cambio para X-Men: Fénix Oscura.

X-Men: Fénix Oscura se iba a estrenar originalmente el 2 de noviembre de 2018, pero fue retrasada al 14 de febrero de 2019, aparentemente para encajar una necesaria vuelta al rodaje. Es esa fecha de febrero la que entró en conflicto con Cameron.

Alita: Ángel de Combate iba a estrenarse originalmente en diciembre de 2018. Sin embargo, Cameron no quería que su película entrase en competición con Aquaman ni Bumblebee. Esto dio como resultado que desde fox le diesen la fecha del 14 de febrero a Alita: Ángel de Combate y moviesen X-Men: Fénix Oscura al 7 de junio.

Según la fuente, este cambio se hizo en contra de los deseos de los productores Simon Kinberg (que también escribió y dirigió la película), Emma Watts y Hutch Parker.

La razón para esto, según la fuente, es que la película era vista como demasiado pequeña para esa época, diseñada para ser más pequeña que su predecesora X-Men: Apocalipsis.