James Cameron habla de la que habría sido su película de Spider-Man

0
389
Portada de Amazing Spider-Man: Daily Bugle Nº 1

Aunque ahora Spider-Man triunfa en el cine con su tercer intento de franquicia, después de la trilogía de Sam Raimi y las dos películas de The Amazing Spider-Man, hubo un tiempo en el que estuvimos a punto de tener una película del trepamuros dirigida por nada más y nada menos que James Cameron.

En un nuevo libro titulado Tech Noir: El Arte de James Cameron, el director detalla lo cerca que estuvo de desarrollar la película. El Spider-Man de Cameron habría vivido en una cruda realidad, ayudando a cimentar el proyecto en el mundo real. El director también habló sobre otras diferencias entre su versión y las que finalmente pudimos ver en el cine en las últimas décadas.

Creo que hubiera sido muy diferente. No hice ningún movimiento sin pedirle permiso a Stan Lee. Quería hacer algo que fuese una especie de realidad cruda. Los superhéroes en general siempre me parecieron un poco extravagantes, y quería hacer algo que hubiera estado más en la línea de Terminator y Aliens, que te creas la realidad de inmediato. Así que estás en un mundo real, no estás en la ciudad mítica de Gotham. O Superman y el Daily Planet y todo ese tipo de cosas, donde siempre se sintió todo muy metafórico y como un cuento de hadas. Quería que fuera en plan esto es Nueva York. Es ahora. Un tipo es picado por una araña. Se convierte en ese niño con esos poderes y tiene la fantasía de ser Spider-Man, y hace este traje y es terrible, y luego tiene que mejorar el traje, y su gran problema es el maldito traje. Cosas así. Quería fundamentarlo en la realidad y fundamentarlo en la experiencia humana universal. Creo que habría sido una película divertida de hacer.

Debido al tiempo y la mala suerte, Cameron nunca pudo ver su visión de Spider-Man realizada. Pasó los años entre Terminator 2 y Titanic tratando de desarrollar el proyecto. Marvel vendió los derechos de Spider-Man a un estudio llamado Cannon Films, que cerró. Luego, Cameron convenció al estudio de Terminator 2, Carolco, para que comprara los derechos, pero también se hundieron.

De repente fue un baile gratis. Traté de que Fox lo comprara, pero aparentemente los derechos estaban un poco nublados y Sony tenía un apego muy cuestionable a los derechos y Fox no quería hacerlo. El ex-presidente de Fox Peter Chernin simplemente no lo haría. No quería meterse en una pelea legal. Y yo le dije: ‘¿Estás bromeando? Esto podría valer, no sé, mil millones de dólares’. 10 mil millones después…

Cameron concluyó que aprendió la valiosa lección de concentrarse en sus propias creaciones en lugar de perseguir propiedades de otras entidades.

Después de Titanic, tomé la decisión de seguir adelante y hacer mis propias cosas y no trabajar en la casa de la propiedad intelectual de otros. Así que creo que Spider-Man fue probablemente la patada en el trasero que necesitaba para ir a hacer mis propias cosas.