X-Men: Fénix Oscura ya está en los cines y la crítica no está siendo nada benevolente, algo que se está trasladando a la recepción del público. Sin embargo, la película pudo ser muy diferente.

En una entrevista de 2017, Olivia Munn dijo que la película iba a ser dividida en dos partes y que ella iba a regresar como Mariposa Mental (Psylocke). Aparentemente, todos los mutantes de X-Men: Apocalipsis iban a participar en la saga de Fénix Oscura.

Ahora, nuevos rumores revelan detalles de esa versión de dos partes. Y es que no solo se cambió completamente el final de la película, sino que los planes originales hacían que todo fuese a ser más fiel al material fuente.

Uno de los rumores más grandes al comienzo de la producción de X-Men: Fénix Oscura decía que la misteriosa villana de Jessica Chastain era en realidad un personaje muy diferente. Muchos fans pensaron que, cuando firmó para hacer la película, lo hizo para interpretar a Lilandra.

Esto significa que habría sido la líder de los Shi’ar, los alienígenas que venían para acabar con Jean Grey después de que esta destruyese una galaxia. Sin embargo, todo eso cambió, y en lugar de los Shi’ar, la raza del personaje de Chastain se convirtió en los D’Bari.

También parece que Mariposa Mental iba a ser la psíquica del grupo, un papel que en la versión final recayó en Selene (Kota Eberhardt).