Hasta ahora, la película de los X-Men con peor estreno en Estados Unidos había sido Lobezno Inmortal, algo que vino provocado por lo desastre que fue X-Men Orígenes: Lobezno. Sin embargo, todo apunta a que X-Men: Fénix Oscura va a romper ese infame récord.

Según las estimaciones, la película de Simon Kinberg podría terminar su primer fin de semana en Estados Unidos con menos 40 millones dólares recaudados. Según algunos medios, y siendo más concretos, podría terminar con unos 34 millones de dólares. Esto basándose en los 5 millones recaudados el jueves por la noche y los 14 millones recaudados el viernes.

En cualquier caso, esto es algo que ya se veía venir. Disney incluso había asumido que la película traería pérdidas, no solo por un más que probable batacazo en taquilla, sino por el alto presupuesto provocado por la amplia vuelta al rodaje.