Vengadores: Endgame ha tenido mucho impacto y muchas ramificaciones en el Universo Cinematográfico de Marvel, incluyendo el final para varios personajes importantes. Es por ello por lo que, antes de su estreno, los directores Joe y Anthony Russo pidieron secretismo para intentar combatir contra los spoilers fruto de las filtraciones.

Los Russo intentaron que se mantuvieran ocultos los detalles de la historia, para lo que, entre otras cosas, publicaron una petición de no spoilear la película durante las dos primeras semanas tras su estreno con el fin de respetar al público que no podía ver la película en ese periodo de tiempo. Sin embargo, admiten que eso va contra la naturaleza actual de la cultura online. Aunque los Russo preferían un baneo de spoilers de tres semanas, al final concedieron dos semanas debido a la inevitabilidad de la publicación de detalles en Internet.

Este es el entorno en el que vivimos ahora. No podemos controlar Internet. Es un monstruo en sí mismo. Ya fuese con mala intención o por un intento compulsivo de revelar contenido con puntos de la historia de la cultura popular, queríamos asegurarnos de que pedíamos un nivel de decoro en cómo se trataba todo eso.

Antes del estreno de Vengadores: Infinity War, los Russo publicaron una promo en la que pedían a los fans que evitaran publicar spoilers en Internet, algo que repitieron para Vengadores: Endgame. Con esto en mente, los hermanos apuntan que hablar de una pelícual después de haberla visto es parte de la experiencia.

Ciertamente respetamos la idea de que cuando ves una película, quieres comentarla, quieres hablar sobre ella, quieres compartir tu experiencia. Esa es una parte realmente importante del proceso. Pero es intentar establecer una ventana donde la gente tenga la oportunidad de ver la película.