X-Men: Fénix Oscura será la oportunidad de Tye Sheridan de hacer evolucionar a su personaje, Cíclope (Cyclops), con el que debutó en X-Men: Apocalipsis. Sin embargo, desafortunadamente para él, tiene todas las papeletas para que sea su última vez en la piel del mutante.

Con X-Men: Fénix Oscura confirmada como la última película franquicia, y Marvel Studios lista para reiniciar todo en un futuro no muy lejano, Sheridan tendrá que pensar en otros proyectos. Además, según ha confirmado en una entrevista reciente, nadie en Disney ha contactado con ellos para explicarles la situación o el futuro de sus personajes.

No ha habido ninguna conversación con nosotros. No sé si ha habido una conversación interna. No lo sé. Creo que esta franquicia tiene mucho potencial, siempre lo ha tenido. Me encantaría verla continuar de alguna forma, incluso aunque sea con spin-offs y con personajes haciendo sus películas de forma independiente. Creo que definitivamente es algo que debería ser explorado.