X-Men: Fénix Oscura terminó su rodaje en octubre de 2017, pero perdió su fecha de estreno de 2018 debido a que Fox ordenó una vuelta al rodaje que aparentemente remodeló toda la película.

Ahora, un nuevo artículo de Entertainment Weekly revela algunos sorprendentes detalles sobre cómo el tercer acto, en particular, acabó siendo remodelado por esa fotografía adicional.

Los responsables decidieron reformar el aspecto de Fénix en post (más cósmica y menos llameante, según el director) y rodar un nuevo tercer acto (en lugar de tener lugar en el espacio, el clímax se desarrolla con todos los X-Men secuestrados y a bordo de un tren militar).