Según las primeras predicciones, X-Men: Fénix Oscura recaudará entre 40 y 55 millones de dólares en su primer fin de semana en Estados Unidos. Aunque estos números podrían acabar siendo imprecisos, esto sitúa al estreno de la última película de la franquicia como el peor de todos.

Actualmente, las dos películas con peor estreno de la franquicia de los X-Men de Fox son Lobezno Inmortal (53 millones de dólares) y X-Men (54 millones de dólares). Ambas se quedaron por debajo de los 55 millones, pero teniendo en cuenta la inflación, la primera estaría en torno a 57,9 millones, y la segunda en torno a 80,4 millones.

A largo plazo, la cosa no pinta mejor. Los analistas estiman que X-Men: Fénix Oscura podría recaudar un total de 113 millones de dólares en el mercado doméstico. De nuevo, esto pone a la película en el último lugar, por detrás de los 132 millones que consiguió en 2013 Lobezno Inmortal.

Esa cifra estaría también bastante por debajo del rumoreado coste de producción de la película, que se estima en unos 200 millones debido a la vuelta al rodaje. Sin embargo, es muy posible que la película tenga una buena actuación fuera de Estados Unidos, así que habrá que ver.