Avi Arad ha sido un productor que jugó en su día un papel bastante importante en la formación de Marvel Studios, pero dejó el estudio y desde entonces ha estado en Sony Pictures trabajando, entre otras cosas, en hacer lo todo lo posible por sacar partido a los derechos cinematográficos de Spiderman.

Durante una entrevista reciente, Arad habló sobre por qué dejó Marvel Studios, y definitivamente parece que se debió a conflictos con algunos de los máximos responsables actuales del UCM.

Te lo diré ahora, fue solo decisión mía dejarlo porque surgió un día cuando dije, ‘Creo que ya he tenido suficiente de esto’. La compañía estaba creciendo con el CEO de esto, y el CFO de aquello, pero básicamente era una situación en la que nosotros estábamos haciendo todo, pero había demasiadas personas con las que tenía que lidiar.

Y todo el mundo quería hacer películas. Todo el mundo. Quiero decir, quién fuese, hasta la gente que limpiaba el lugar quería leer los guiones.

Llegó un momento en el que, para mí, era hora de irme. Hay muchas teorías detrás de esto, pero en realidad no importa. Intenté corregir algunas de ellas y siempre me pareció una postura agresiva de alguien que está a regañadientes.

En 2014, Arad escribió una carta abierta con la que intentó recibir crédito por crear el Universo Cinematográfico de Marvel y acusó a Kevin Feige de robárselo. Dicho esto, seguramente no es fácil para Arad ver como Feige ahora también está al mando de la franquicia cinematográfica de Spiderman (aunque con permiso de Sony, eso sí). Sin embargo, dado el éxito de Spider-Man: Un Nuevo Universo, las posibilidades son muchas. De hecho, a Arad le gustaría volver a contar con el director Sam Raimi, responsable de las tres primeras películas del trepamuros.

Me encantaría ver qué tipo de película animada de Spiderman obtenemos de Sam Raimi, así que si ves esto, llámame Sam.